Zapatos correctos, pie saludable

Zapatos correctos, pie saludable

Por

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar un calzado masculino? Es fácil decidir por el formato, el número, el color predilecto. Eso para quien sabe elegir, a no ser que a usted le guste ser motivo de bromas.

Sin embargo, otros factores deben ser tenidos en cuenta, y no es solo apariencia, pues aquí no estamos hablando de moda, sino de mantener los pies saludables, algo a lo que muchos no le prestan la debida atención y se refleja directamente en la calidad de vida. Según el ortopedista Fabio Ravaglia, presidente de la organización no gubernamental (ONG) Instituto ortopedia y Salud, de São Paulo, “La salud y el desempeño de los pies dependen gran parte de la forma como los usamos y de los cuidados que tenemos con ellos, el calzado puede influenciar en eso, positiva o negativamente.”

En el contacto con el suelo, los pies actúan en el control de la postura, equilibrio, apoyo, impulsión, absorción de impactos y distribución del peso corporal.   Y como bien dice Ravaglia, la manera de pisar y el tipo de calzado que usamos influencian tanto el funcionamiento como el formato de nuestros miembros inferiores. Muchos hombres sienten dolor en la planta de los pies o en el talón, provenientes del uso de un calzado inadecuado o de la manera de caminar incorrecta – o que puede generar hasta una Fascitis plantar (inflamación en la planta del pie).

Lo ideal para saber su tipo de pié y de pisada es hacer baropodometría, un ejemplo simple y rápido que mapea la distribución del peso en el suelo del pie mientras la persona camina. Sí, estamos hablando de una consulta médica para la prevención de problemas (profilaxis), en vez de correr (si sus pies se lo permiten) a un consultorio solamente cuando sienta algún dolor.

Según el médico, los calzados del día a día no tienen la función de corregir problemas ortopédicos, pero pueden adaptar al pie para que el paso sea correcto y para amenizar las fallas de la pisada. Las plantillas especiales también son eficaces en muchos casos.

Es importante observar que el calzado no sea muy pequeño, o comprimiendo al pie, o muy grandes en el frente, empeine, ni en los costados, permitiendo así un estiramiento mayor del que es necesario, dejan al pie “suelto”, lo que puede causar ampoyas y callos en los pies. El espacio ideal en el frente es como máximo un centímetro entre dedo y dedo y la punta del zapato, facilitando el movimiento de los dedos.

Los calzados de elástico no siempre son una buena alternativa, pues pueden perjudicar a la circulación sanguínea.

Las suelas de goma son los más recomendados por evitar caídas.

Tacos altos y estables ayudan a tener una pisada más segura. Hoy, muchos calzados tienen amortiguadores que le impiden que los pies y el cuerpo absorban un impacto mayor.

Flexibilidad de la suela, material blando, punta amplia y taco de aproximadamente 3 cm son las características básicas de un zapato “saludable”.

Ravaglia refuerza: “El calzado correcto evita incidencia de dolores en la rodilla, en el arco de los pies, juanetes, callos, tendinitis, uñas encarnadas y daños en la columna. Por lo tanto, nunca sacrifique los pies por estética.”

¡De un puntapié en el orgullo!

Los médicos viven diciendo que los hombres no hacen tantas consultas preventivas como deberían. Resultado: millones de muertes prematuras todos los años, por problemas que podrían ser fácilmente curados si son diagnosticados son tiempo. Eso es solo uno de los varios aspectos en el cual el hombre cree que no necesita ayuda.

Vana ilusión…

Y no es solo en la cuestión de salud física que los “machos orgullosos” terminan perdiendo por no pedir consejos o ayuda. El hombre que es hombre, sabe identificar sus debilidades, que no tiene todas las respuestas y que pueden equivocarse de vez en cuando.

Zapatillas del futuro

Era colocar el pie en la zapatilla y se “ataba” sola, ajustándose. ¿Se acuerda? Quien fue joven que el final de la década de 1980 estuvo encantado con las zapatillas “automáticas” que Marty McFly, personaje de Michael J. Fox en la película de “Volver al Futuro II”, usó al viajar en el tiempo. Pero ¿recuerda en qué año era el “futuro” de McFly? Si, ¡era en el 2015! Y no es que Nike, la marca de la zapatilla en la película, ¡recientemente reveló que en enero pretende lanzar realmente un calzado tecnológico! Ya fue fabricado un modelo que solo imita la apariencia, pero ahora harían que funcione realmente. La empresa garantiza que los pedidos del público son millares. Ahora solo faltan la chaqueta que se ajusta y se seca sola, una patineta flotante sin ruedas…

Si usted ya forma parte del Proyecto IntelliMen y está buscando los Desafíos o respuestas a las preguntas frecuentes, entre a http://www.renatocardoso.com/es/intellimen/

Si usted se está sumando ahora y quiere saber más sobre el Proyecto IntelliMen, qué es, cómo funciona, y cómo participar, comience por este link: http://www.renatocardoso.com/es/2013/01/01/bienvenido-al-intellimen/