Voluntarios llevan esperanza a los institutos de menores

Voluntarios llevan esperanza  a los institutos de menores

Por

El grupo Socioeducativo visita todos los domingos siete institutos de menores de la ciudad de La Plata, provincia de Buenos Aires, para compartir un tiempo especial con los internos. En algunos centros disfrutan del Santo Culto online y, en otros, además de recibir un mensaje de fe, se organizan actividades recreativas.

En una de las últimas visitas al instituto “El Castillito” se realizó el evento titulado “Yo ya estuve en tu lugar”. Se les preparó a los jóvenes un almuerzo, jugaron un partido de fútbol y tuvieron un tiempo de demostración de talento musical.

Alan, cantante amateur de beat box y rap, aprovechó la oportunidad para contar su historia. “Antes mis canciones eran tristes y depresivas, porque odiaba la vida que tenía. Era inseguro, quería matar a mis padres porque ellos no me dieron lo que yo quería. Hasta que conocí a Dios. Hoy uso mi talento para glorificarlo porque él me dio más de lo que pedí”, relató.

Walter, uno de los internos, manifestó: “agradezco todo lo que hacen y que no desisten de nosotros. Antes tenía pensamientos de muerte, pero desde que empecé a escuchar la Palabra de Dios me doy cuenta de que Él tiene un plan para mi vida. Hoy quiero salir de acá y ser un voluntario”.

En tanto, Diego, otro de los chicos del lugar, señaló que espera a los integrantes del Socioeducativo cada domingo. “Antes no quería saber nada de Dios, pero desde que ellos empezaron a venir, mis pensamientos cambiaron y quiero cambiar de vida”, sostuvo.

Otro de los testimonios fue el de Ezequiel, quien contó que “cuando estaba en la calle no quería saber nada de Dios”. “Hacía todo mal, salía a robar para drogarme. Antes veía a la Biblia como un libro, hasta llegué a quemarla, pero hoy la leo y oro”, señaló.

Por su parte, Tiago expresó: “estando dentro del instituto aprendí quién es el verdadero Dios, antes creía en el Gauchito Gil y mi vida no cambiaba, pero con Dios he visto lo que ha hecho en mi vida y en la de mi familia. Cuando salga, me gustaría ayudar y mostrar a los chicos que es posible cambiar”.

Cabe resaltar que cada una de las actividades son realizadas gracias a la ayuda de los voluntarios y los directivos de cada institución.

“Es un privilegio visitar a los jóvenes, es una manera de ofrendar para Dios. Cada cosa que traemos es hecha con amor. Creemos en ellos y sabemos que pueden cambiar”, comentó Guido, uno de los colaboradores.

Para conocer más del trabajo que realiza el grupo Socioeducativo, escuchá su programa los domingos a las 20 h por Red Aleluya FM 106.3 o a través de Facebook: Universal Socioeducativo Argentina.