Voluntarios de la Universal atraviesan ríos para llegar a la zona desértica de Paraíba

Voluntarios de la Universal atraviesan ríos para llegar a la zona desértica de Paraíba

Por

ibuzero 3.690x460

Porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.” Mateo 17:20

“Una señora me buscó  desesperada para recibir una oración, pues el marido se había ido de la casa, le hice la oración de fe”, cuenta el responsable de la Universal en Manaíra, el pastor Roberto Fraire. “Al día siguiente, recibí a personas contando el testimonio de esa señora, cuyo marido hacía 3 meses que se había ido de la casa. Al recibir la oración de fe y creyendo, al día siguiente el marido regresó al hogar.”

Manaíra es una ciudad semiárida y cuenta con aproximadamente 10 mil habitantes. En abril de este año, el Gobierno Federal la incluyó en la lista de 170 municipios de Paraíba  en situación de emergencia debido a la sequía. Aún así, el trabajo de evangelización de la Universal sigue firme, inclusive en las áreas más alejadas dentro de la ciudad.

Para llegar a Umbuzeiro y a la comunidad quilombola de Fonseca, por ejemplo, es necesario atravesar tres ríos, en un camino de aproximadamente 2 horas. Aún así, el pastor Roberto, su esposa Gisele, el obrero Jakson y los evangelistas Adriano y Danielly visitaron  recientemente las pequeñas aldeas.

ibuzero 2.690x460“Hacemos el sacrificio necesario para llevar al Señor Jesús a esas personas”

“Ese trabajo es de gran importancia”, explica el pastor. “Son personas que necesitan de esta palabra de fe, de esta ayuda espiritual. Son personas sedientas por oír la Palabra de Dios. Y donde hay almas y donde hay afligidos, allí es mi lugar. No me importa pasar por ríos, hacemos el sacrificio necesario para llevar al Señor Jesús a esas personas.”

Todos los domingos, el grupo atiende aproximadamente a 50 personas en las dos aldeas, saciando la sed de Dios que aquellos paraibanos tienen. Como el Señor Jesús dijo en su Palabra retratada en el inicio de este texto, si tenemos fe, aunque sea pequeña, haremos a un monte cambiar de lugar. Qué se dirá de la Universal, que está dispuesta a ir a todos los lugares donde existen personas necesitadas, llevando fuerza para la fe.