Voluntarios de la FJU visitaron un asilo en San Pablo

Voluntarios de la FJU visitaron un asilo en San Pablo

Por

Según un estudio de la OMS (Organización Mundial de la Salud) entre el 2000 y el 2050, la proporción de los habitantes del planeta mayores de 60 años se duplicará, pasando del 11% al 22%. En números absolutos, este grupo de edad pasará de 605 millones a 2000 millones en el transcurso de medio siglo.

Se pronostica que de aquí al año 2050 la cantidad de ancianos que no pueden valerse por sí mismos se multiplicará por cuatro en los países en desarrollo. Muchos ancianos de edad muy avanzada pierden la capacidad de vivir independientemente porque padecen limitaciones de la movilidad, fragilidad u otros problemas físicos o mentales.

Por otra parte, no siempre su calidad de vida se encuentra en la misma proporción. Muchos están bajo el cuidado de hogares de ancianos y asilos, a veces incluso totalmente olvidados por la familia.

Pensando en una forma de colaborar con el bienestar de esas personas mayores, brindando cariño, apoyo material y espiritual, el grupo Fuerza Joven Universal (FJU) y el Proyecto Ciudadanía se reunieron y visitaron el asilo “Cantinho da Vila”, ubicado en el barrio Jaraguá, al oeste de la capital paulista.

Más de 30 voluntarios se unieron para proporcionar bienestar y alegría a los vecinos del lugar. El asilo funciona hace 16 años y se ocupa de 37 personas mayores. La directora de la institución, María José da Silva, informó sobre la realidad que vive todos los días. “Las visitas de grupos no son muy frecuentes, y los orfanatos terminan recibiendo más visitas que los asilos”. Por eso, la visita de FJU se recibió con tanta alegría.

Para el pastor Kleber Pinheiro – que es responsable de la FJU en la zona este de San Pablo, pero que coordinó la acción llevada a cabo en el oeste – esta iniciativa tuvo como finalidad demostrar gratitud. “La intención de esta acción era llevar alegría a estas señoras y señores, porque sabemos que ellos ya han hecho sonreír a muchas personas, han brindado mucho amor, y la Fuerza Joven está aquí para retribuírselo”, dijo el pastor.

Recibieron atención de salud y belleza y participaron  en actividades de danza. Además, se entregaron 250 artículos de higiene personal (jabón, maquinitas de afeitar, cepillos de dientes, pasta de dientes y papel higiénico), 100 paquetes de pañales y 500 kilos de alimentos, incluyendo leche.

Si a usted le gustó esta acción y desea conocer más sobre el trabajo del grupo Fuerza Joven Universal (FJU), ingrese aquí.

¿Usted también quiere hacer parte de los grupos de la Universal? Encuentre una  Universal más cercana a su casa e infórmese.