Visual femenino en alta temperatura

Visual femenino en alta temperatura

Por

femenino380¿Qué tal huir de la rutina y animarse un poco en la estación más calurosa del año? Si piensas que esto no es posible y eres adepta a lo básico, debes saber que existe cómo garantizar, por medio de tendencias como la estampa floreada y la pollera midi, que las altas temperaturas sean enfrentadas con estilo de sobra. Por eso, Folha Mulher trae una entrevista exclusiva con Bianca Russo, que tiene consejos infaltables para no quedar mal.

“El verano llegó. Parece que nuestro armario pide una prenda más alegre, ¿no es así?” – pregunta la columnista de moda de la página de Cristiane Cardoso. Por eso, las estampas invadieron la estación: animal print, geométricos e incluso a lunares están en alta. Pero la más queridita de todas es la floreada. Además de traer un colorido bienvenido, ofrece un toque femenino y le demuestra charme a la producción.

Las principiantes pueden elegir prendas neutras en el momento de combinarlas. “Una opción es aplicar la reglita del equilibrio: usar las prendas estampadas con otra lisa”, sugiere Bianca. Otra combinación se puede dar de una segunda prenda con uno de los colores predominantes de la estampa – opción indicada para quien quiere osar de a poco. Y la estampa ‘floreada’ puede ser usada en cualquier momento del día. “A la noche, debe tener fondo oscuro, preferentemente. Deja los floreados vivos, alegres y vibrantes de fondo claro para el día”, señala la columnista.

Los accesorios deben ser delicados, para que el visual no quede sobrecargado de informaciones. Los zapatos confortables, como las sandalias y los de taco bajo, también pueden marcar presencia.

Y quien piensa que los florales no pueden poseer sofisticación, se engaña. Basta acertar en la elección de las sandalias pesadas y las carteritas de colores llamativos. Los blazers estructurados y los chalecos también garantizan modernidad, pues se contraponen a la delicadeza de las flores.

Y si las temerosas en cuanto a la estampa se adecúan a su biotipo, ya pueden estar tranquilas. “Para no equivocarse, basta apostar a la estampa mediana, que no sobrepase los 4 centímetros.” Y revela que las estampas pueden ser usadas a favor del cuerpo femenino. “Por ejemplo: una mujer de caderas estrechas o poco busto puede apostar en prendas con estampados en estas regiones. Las flores grandes y vistosas quedarían lindas en la faja de un vestido largo en una mujer alta”, defiende.

Bianca garantiza que la estampa puede tener una “sobrevivencia post-verano”, lo que significa que la prenda no necesita ser olvidada en el fondo del armario: “En un país como Brasil, bien tropical, difícilmente las estampas serán dejadas de lado. Quizás pasen a ser más discretas a causa de la sobredosis visual. Para quien está en el grupo que ‘ya se cansó’, pero que aún es fan, les sugiero el animal print de un solo color, o de fondo oscuro o incluso de tonos más suaves (pasteles). Y las prendas pueden ser economizadas, con apliques, encajes y bordados. Eso dará un reciclaje”, garantiza.

Elegancia garantizada

El verano trajo a escena una pollera de una largura discreta: la midi, que cubre las piernas hasta, por lo menos, las rodillas (o un poco por encima), y puede variar el largo hasta los tobillos. Es romántica, ‘vintage’ y extremadamente femenina. Pero, a pesar de ser elegante, además ensancha el cuerpo femenino: ‘¿Cómo y, principalmente, quién puede usarla?’

“Para las mujeres de baja estatura no sería una buena apuesta, pues visualmente daría la impresión de que las piernas fueron ‘cortadas’. Para ellas, lo ideal serían exactamente tres dedos arriba. Las que están por encima del peso pueden apostar a una pollera de color oscuro y montar el visual con la famosa blusa ‘mullet’ – más larga en la parte de atrás. Por otra parte, las delgadas y altas pueden y deben abusar”, asegura.

Una buena opción es optar por un look monocromático, que estiliza la silueta. Otra elección sería una pollera midi estampada, para ‘romper’ el aire conservador del modelo y garantizarle jovialidad la look (vea la foto). Agregarle al look remeras de estampas divertidas, camperas o una camisa jeans atribuyen un resultado contemporáneo – elección certera para las más osadas. También es bueno prestarle atención a los accesorios. Prefiere los más modernos para no dejar el look con cara de ‘señora’.

Otro truco observado es usar preferentemente la blusa por dentro de la pollera, en el caso de que el largo de la midi sea más ‘generoso’. En caso contrario, se corre la silueta ‘achatada’.

Y si la duda es la elección de los zapatos, “la midi ya conquistó tantas adeptas que hoy se las ve usando chatitas o sandalias planas, pero lo ideal es usarla con un lindo taco”, concluye la columnista.