Viernes de Liberación Espiritual

Viernes de Liberación Espiritual

Por

Fue libre de los pensamientos de muerte: “Hoy soy feliz”

Cristina: “Sufría tormentos espirituales, pensamientos de muerte y no podía dormir. A raíz del fallecimiento de mi padre, empecé a estar muy depresiva. Me dormía y me levantaba llorando.
Conocí la Iglesia Universal a través de una invitación. Comencé a asistir, toqué el manto y fui liberada de todo ese mal. Empecé a dormir por las noches, a tener paz y tranquilidad. Dios transformó mi vida. Todo cambió, soy una persona feliz. Tengo alegría y una vida bendecida”.
 
Sus hijos tenían enfermedades crónicas, pero ocurrió un milagro

Gabriela: “Mis hijos padecían enfermedades crónicas, no tenían cura. Uno de ellos tenía que estar conectado a un respirador o nebulizador para poder dormir. A mi hijo más chico le habían diagnosticado otitis crónica. A raíz de todo esto, yo planificaba matarme y matar a mis hijos. En ese estado llegué a la Iglesia Universal, toqué el manto y pedí por mis hijos. Yo me liberé de la depresión, tengo ganas de vivir, mis hijos están sanos, no padecen más enfermedades, pueden correr y saltar”.
 
Después de cuatro meses, fue libre del insomnio: “Soy una nueva persona”

Milagros: “Antes de conocer la reunión de liberación, tenía depresión. Por las noches no podía dormir. Estuve en ese estado durante cuatro meses. Estaba muy mal por el fallecimiento de unos familiares. Además, tenía problemas familiares. Mi vida estaba destruida. Conocí esta reunión de los viernes gracias a una invitación de mi hermana. Comencé a participar y me fui liberando. Hoy, gracias a Dios, ya no tengo insomnio. Soy una nueva persona. Valió la pena perseverar”.
 
Si los problemas no lo dejan en paz y quiere ser libre de los tormentos espirituales, participe de la Reunión de Liberación a las 8 h, 10 h, 12 h, 16 h y 20 h, en la Universal más cerca de su domicilio.

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al (011) 5252-4070.