Viernes de liberación

Viernes de liberación

Por

“Se me pasó el dolor de cabeza”

Juana: “Participando de la reunión de liberación de los viernes y pasando por el manto se me pasó el dolor de cabeza que tenía desde hace 5 años. Los médicos me dieron medicación y no se me pasaba. Me acostaba y me levantaba con dolor. A los 6 meses que comencé a participar de esta reunión se me pasó el dolor. Ahora estoy curada”.
 
 
“Toqué el manto y la úlcera cicatrizó”

Manuel: “Viniendo los viernes pude caminar. Se me había hecho una úlcera y se me explotó. Fui a los médicos y me descubrieron que era una úlcera y no se me sanaba. Los médicos me decían que iba a tardar un año o dos en cicatrizar. Así llegué a esta reunión, toqué el manto con mucha fe, la úlcera cicatrizó y ahora estoy curado”.
 
 
“Puedo dormir por las noches”

Cristina: “Llegué muy mal a la reunión de liberación. Por las noches no podía dormir, lloraba mucho, estaba enferma y tenía gastritis crónica. Hasta que llegué, después de haber visto el programa de televisión, toqué el manto desesperada, con fe y me curé. Estoy sana, puedo dormir por las noches, soy otra persona. Todo cambió”.
 
 
Participe los viernes a las 8 h, 10 h, 12 h, 16 h y, principalmente, a las 20 h en Av. Corrientes 4070, Almagro o haga clic aquí y vea la dirección de la iglesia más cercana a su hogar.

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al (011) 5252-4070.

La Iglesia Universal del Reino de Dios aclara que todos los conceptos emitidos en este sitio, como en el periódico y en su programación radial y televisiva, en modo alguno deben ser interpretados en desmedro de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJE DE CONSULTAR A SU MÉDICO.