No sea una dracma perdida

No sea una dracma perdida

Por

En el mensaje transmitido por IURD TV, el obispo Macedo explica cómo estrechar la comunión con Dios

Durante la programación en IURD TV, el obispo Edir Macedo habló respecto al video del “El diablo arranca el corazón de un ex-obrero“, posteado el 13 de noviembre en su blog, el cual recibió varios comentarios de personas apartadas que quieren volver a Dios. El obispo, también destacó la importancia de que los obreros cuiden su vida espiritual y no cagan en las trampas del mal.

“Yo vi lo que muchos ex-obreros escribieron, son personas que un día estuvieron en la fe, pero se dejaron llevar por los problemas y volvieron al mundo. La imagen mostrada no es para hacer terrorismo, sino para traer a todos una reflexión”, dijo.

“¿O qué mujer que tiene diez dracmas, si pierde una dracma, no enciende la lámpara, y barre la casa, y busca con diligencia hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas, diciendo: Gozaos conmigo, porque he encontrado la dracma que había perdido.” (Lucas 5:8-9)

Después de citar el pasaje bíblico, explicó: “Cuando nosotros hablamos de fe, no estamos hablando de religión sino de vida y salvación eterna, que son tesoros inagotables.

¿Por qué la mujer citada estaba tan desesperada por una dracma entre diez? El valor no era gran cosa. Pero en aquella época representaba el compromiso que la muchacha tenía con su novio, si ella saliese a la calle con un collar de nueve dracmas, daría a entender que no tomaba en serio su compromiso, que era una persona acomodada.

Para encontrar la dracma, ella encendió una lámpara y barrió la casa. ¡Exacto! ella tomó una actitud…” y continuó: “existen muchas personas perdiendo la fe dentro de las iglesias por pequeñeces entre obreros y pastores.”

Para finalizar el mensaje, el obispo alertó a todos: “no podemos relajarnos, pues este tipo de vínculo es el que mantiene el collar de dracmas entero. Si la persona se relaja en su sacrificio va a perder sus dracmas y, consecuentemente, va a terminar interrumpiendo su alianza con Dios.”

 

Obrera y endemoniada

Después de las palabras del obispo Macedo, la participante identificada como Rita, que aguardaba para la atención espiritual realizada por el obispo Clodomir Santos y por el obispo Sergio Correa; se quebró impactada por la fuerza del mensaje dijo “Yo soy esa dracma perdida de la que habló el obispo”, comentó Rita.

La ex-obrera, relató que se apartó de la Iglesia Universal del Reino de Dios por causa de una decepción sentimental y, que desde entonces, no tuvo más paz. Después de la oración por imposición de manos hecha por el obispo Clodomir, espíritus malignos se manifestaron y confesaron ser los causantes de las aflicciones de Rita. Para sorpresa de quienes estaban viendo y escuchando por la radio, las fuerzas opresoras resaltaron que estaban dentro de ella aun cuando era obrera.

“Usted está libre, yo la libero. Después, usted estará mostrando su rosto y contando lo que Dios hizo en su vida, porque será muy usada por Dios en esta guerra contra el inferno, para rescatar otras dracmas perdidas. Es más: si su nombre había sido quitado del libro de la vida, ahora fue reescrito”, determinó el obispo Clodomir Santos.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games