Video muestra a un niño bebiendo y fumando en España

Video muestra a un niño bebiendo y fumando en España

Por

baby(2).690x460Un video publicado recientemente en Facebook provocó la indignación de los internautas al mostrar a un niño, de aproximadamente 3 años, bebiendo y fumando. El niño aparece en el regazo de un hombre rumano, en una cafetería en España, al lado de otro hombre. En la conversación, uno de ellos le ofrece cerveza al pequeño y, en seguida, le pone el cigarro en la boca y lo enciende. «Esto es ser un hombre de verdad. Aprende», lo incentiva el hombre.

Según el periódico británico Daily Mail, el video fue publicado por otro rumano en la red social, pidiendo ayuda para identificar a los hombres. Aunque todavía no se sabe el parentesco de las personas que acompañaban al niño, la sospecha es que uno de ellos es el padre.

Vea en el video el momento en el que el niño es incentivado por los adultos:

Los niños también están sujetos a adquirir algún vicio, igual que un adulto.

Un ejemplo de esto fue el del niño indonesio  Ardi Rizal  que aparecía fumando, cuando tenía solo 2 años, en fotos que recorrieron el mundo. Ardi era un adicto y tenía todos los síntomas de quien sufre una abstinencia cuando intentaban sacarle el cigarrillo.

El estímulo de los padres

Tal vez, como padres, de acuerdo con sus principios, ustedes no estén incentivando a que sus hijos prueben algún tipo de droga a esa edad. Sin embargo, existen otros incentivos, que, sutilmente, se insertan en su vida diaria, incluso en su forma de vestir, despertando algún tipo de vulgaridad o sensualidad, desproporcionadas a la edad. Puede ser incluso el tipo de música que escuchan o bailan, por ejemplo. ¿Usted le presta atención a las letras de canciones que escuchan? ¿Y en cuanto a las mentiras y las peleas en la escuela?

¿Sus niños pueden reflejar el mismo comportamiento que usted tiene? ¿ O ellos han presenciado peleas constantes, llenas de palabrotas y manos ejemplos por parte de los padres?

Muchos padres dicen que se imaginan a sus hijos en el futuro con la fe solidificada, fortalecidos al frecuentar alguna iglesia. Pero, ¿ellos habrán visto a sus padres haciendo lo mismo? ¿Ven ese ejemplo de temor, fe y determinación dentro de la casa también? ¿O será que ellos apenas los ven dando excusas y faltando a las reuniones? Y lo peor, sin practicar nada de lo que aprenden en la Iglesia.

La Palabra de Dios es clara: «Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.» (Proverbios 22:6)

Haga su parte, plante lo mejor en el corazón de sus hijos y los frutos vendrán, en cuestión de tiempo.