¿Usted ya cambió de vida en 2016?

¿Usted ya cambió de vida en 2016?

Por

a young man looking at the sun from the entrace of a cave

El segundo mes del año ya comenzó. ¿Y qué hizo usted hasta ahora para cambiar su vida? Diariamente las personas reclaman sobre su realidad, ya sea en la vida profesional o en la personal. Sin embargo, hacen poco o nada para cambiar de situación.

Este era el caso de Rufelita Villanueva. Ella estaba encerrada en un matrimonio tortuoso. Su marido, tenía el vicio de las bebidas alcohólicas y juegos de azar, perdía cada vez más dinero, pedía cada vez más préstamos que no pagaba y llevaba el matrimonio a la ruina.

¿Y qué hacía Rufelita? Nada. O por lo menos, nada constructivo. Cuando él llegaba embriagado, ella lo echaba para que duerma fuera de la casa. Cuando lo detenían por pelear en el vecindario, ella lo iba a buscar a la comisaría. Cuando nada de eso sucedía, se peleaban dentro de la casa. Esa rutina se repitió por años. Pero ¿cómo hacer siempre lo mismo podría generar resultados diferentes? Y ¿cómo un matrimonio podría ser reconstruido de esta manera?

El secreto del cambio

En su blog, el obispo Edir Macedo resalta que el secreto para cambiar de vida es cambiar de mente. “Si usted quiere tener una nueva vida, necesita absorber nuevos pensamientos. Solo así estará apto para tomar nuevas actitudes. Y, consecuentemente, tendrá nuevas oportunidades y nuevos resultados.”

Según el obispo, todo lo que existe en el ambiente primero existió en la mente de alguien, pues nada puede ser concreto sin antes ser razonado.

Rufelita aprendió la lección dentro de la Universal, en Honk Kong, donde vive. Después de otra pelea con el esposo, fue invitada a participar de una reunión. Allí conoció a personas dispuestas a escuchar sus problemas y aconsejarla. En poco tiempo, Rufelita entendió que era necesario primero transformar su interior, para exigir una transformación afuera.

“Todo comenzó a cambiar”, recuerda ella. “En las reuniones tuve mi encuentro con Dios, recibí el Espíritu Santo y aprendí a lidiar con mi marido.”

Cuando pudo hacer eso, su esposo también cambió. “Dejó los vicios y la mala junta, se convirtió en un hombre responsable y se convirtió al Señor Jesús”, cuenta.

El momento ideal

Uno de los muchos momentos distintivos relatados en la Biblia llama la atención por haber ocurrido exactamente el segundo mes de año. Está escrito “Partió luego de Elim toda la congregación de los hijos de Israel, y vino al desierto de Sin, que está entre Elim y Sinaí, a los quince días del segundo mes después que salieron de la tierra de Egipto.” Éxodo 16:1

Este capítulo relata momentos posteriores a la fuga de los hebreos de Egipto. A ellos les faltaba alimentos y, en aquel mes, Dios envió el maná.

En el blog del obispo Júlio Freitas, el pastor César Ribeiro afirma: “Dios hizo descender el maná precisamente el segundo mes del año (que simboliza febrero), después de que el pueblo salió de Egipto (que simboliza nuestro pasado reciente, en este caso, el año 2015). Para muchos el 2015 fue un auténtico Egipto de sufrimiento. Pero, en febrero tendrá la posibilidad de recibir algo que ni siquiera se imaginaba.”

Para que eso suceda y usted aproveche la oportunidad que Dios le da, de hacer del 2016 un año victorioso, es necesario primero imaginar cuál sería su victoria, creer que es posible alcanzarla y, actuar por eso.

“Si usted quiere algo nuevo pero no está viendo que suceda, evalúe si sus pensamientos permanecen antiguos dentro de usted. Cambie sus pensamientos antiguos por los nuevos, para cambiar su vida antigua por una nueva. Cambie el “eso ya lo hice” por el “voy a hacer esto”; y “eso ya sucedió” por “aquello va a suceder”; e incluso “fui esto” por “seré aquello”. Para cambiar de vida, usted necesita hacer eso”, afirma el obispo Macedo.

¿Quiere saber más sobre cómo cambiar de vida utilizando su mente? Ingrese aquí y aprenda lo que dijo el obispo Macedo sobre este tema.