¿Usted sabía que la felicidad se puede aprender?

¿Usted sabía que la felicidad se puede aprender?

Por

nota1
Todo el mundo ya sintió al menos una pizca de felicidad en algún momento de la vida. Tal vez haya sido la emoción de aquel beso tan esperado o la alegría de ver ganar a su equipo favorito. Quizás en la primera sonrisita de su bebé, que fue el momento en el que descubrió que no nació con otra vocación además de ser madre o padre.

La felicidad es algo tan bueno que no debiera terminarse nunca. Si pudiéramos la guardaríamos en un pequeño pote y lo abriríamos todas las veces que el “efecto” se termine. Mejor sería incluso si pudiéramos describir esa sensación o comprarla en algún lugar.

Pero, aunque no está a la venta, la alegría se puede aprender. Esto es lo que defiende el profesor israelí Tal Ben Shahar, especialista en psicología positiva, de la Universidad de Harvard, en los Estados Unidos. ¿Cómo? “De la misma manera que una persona aprende a esquiar o a jugar al golf: con técnica y práctica”, explica él. Shahar ha estudiado hace muchos años lo que se define como “la ciencia de la felicidad”, concluyendo en sus estudios que “no es necesario ser perfecto para llevar una vida más rica y más feliz.”

Vea a continuación 5 consejos principales del profesor para que aprenda a tener felicidad:

1 – Perdone sus fracasos

No tenemos el control de todo lo que nos sucede. Es imposible tratar de vivir sin emociones negativas, porque forman parte de la vida y son tan naturales como la alegría, la felicidad y el bienestar. Tenemos que darnos el derecho de ser humanos y perdonar nuestras debilidades. Los bajos niveles de perdón están relacionados con la depresión, la ansiedad y la baja autoestima.

2 – No vea las cosas buenas como garantizadas

El ser humano tiende a acomodarse cuando todo está yendo bien. No se esfuerza más por nuevas conquistas y piensa que ya está todo garantizado. Continuar estableciendo metas es uno de los muchos secretos para vivir bien.

3 – Practique deportes

No es necesario que usted vaya a un gimnasio para que esto funcione. Basta un simple ejercicio, por ejemplo, una caminata diaria de 30 minutos para que el cerebro libere endorfinas, sustancias que le dan la sensación de felicidad.

4 – Simplifique el ocio y el trabajo

El dicho “quien mucho abarca, poco aprieta”define el consejo del profesor Shahar. “Necesitamos identificar lo que verdaderamente es importante y enfocarnos en eso”, destaca. Trate de no hacer todo al mismo tiempo, ya sea en el trabajo, en la vida personal o en el tiempo libre. “Es mejor apagar el teléfono y desconectarse del trabajo en los momentos que usted pase con su familia.”

5 – Entrene una nueva habilidad: la resiliencia

El concepto de resiliencia surgió originalmente de la física y la ingeniería, cuando intentaban recuperar la forma original de un material después de haber sido sometido a una presión deformante. En el ser humano, la resiliencia, es la capacidad de enfrentar las presiones de la vida, experiencias traumáticas, entre otros, y superarlos. Después de todo, las decepciones no matan, pero nos enseñan a vivir. Cuando usted entrene esta habilidad, será más fuerte y tendrá más fuerza de voluntad para vencer los desafíos.

¿Dónde encontrar la felicidad?

Todos estos consejos son importantes, pero solo tendrán éxito con la ayuda del Autor de la felicidad: Dios. Si su corazón tuviera la alegría que viene de Dios, con seguridad será más fuerte y estará preparado para sobresalir en las circunstancias adversas de la vida.

“El Señor es mi fortaleza y mi escudo; en Él confió mi corazón, y fui ayudado, por lo que se gozó mi corazón, y con mi cántico Le alabaré.” (Salmos 28:7)

Si en su vida no hay felicidad y usted ha encontrado solo adversidades en sus caminos, acérquese a la Universal más cercana a su domicilio, para ver las direcciones ingrese aquí, participe de una reunión y converse con un pastor que le dará una orientación sobre cómo cambiar esa situación.