¿Usted sabe lidiar con las críticas?

¿Usted sabe lidiar con las críticas?

Por

Recibir críticas forma parte del día a día del ser humano. Ya sea en el trabajo, en la casa, en la escuela o incluso al hacer compras en el supermercado. Algunos comentarios son constructivos, otros, además de desanimar, hacen a muchos perder el control.

Eso sucede porque algunas palabras son tan duras y cargadas de maldad, que quien la escucha llega a estar molesto, deprimido, inseguro y hasta pierde la paz del espíritu. «Si usted se entristece, lo que dijeron de usted logró herirlo y la consecuencia de eso es aislarse de todos. Si usted se enoja, quiere venganza y termina haciendo aquello que no quería. Si usted se siente víctima de la injusticia, está a la defensiva, busca oídos que la escuchen y termina haciendo lo mismo que la persona le hizo a usted», advierte la escritora Cristiane Cardoso. Ella recomienda que los comentarios que le hacen mal sean totalmente ignorados: «No tenemos la necesidad de responder a todas las críticas o comentarios maliciosos a nuestro respecto, pero lo que hacer es despreciarlos por nuestro propio bien.»

Pero hay que ser equilibrado al respecto de ignorar lo que se escucha. Porque, algunas opiniones de terceros no siempre están cargadas de maldad y pueden ayudarnos a mejorar como persona. «En vez de dejar que aquellas palabras nos hieran, podemos enfocarnos en la otra persona e intentar entender por qué ella lo dijo. Compréndala. Considere su momento de debilidad e intente descubrir lo que realmente quiso decir, aunque falló en la elección de las palabras. Es sabio pensar antes de hablar. Es inteligente saber reaccionar cuando alguien le habla antes de pensar», explica Renato Cardoso, conductor del programa «The Love School- La Escuela del Amor», que sale al aire todos los sábados, al mediodía, por la Red Record.

Por otro lado la consejera Núbia Siqueira destaca que el secreto para no dejarse llevar de forma negativa por lo que se escucha es saber controlar los sentimientos, transformando la situación mala en algo provechoso. «No tenga miedo de las críticas y reprensiones. Ellas bendicen tanto como el elogio. Acepte y haga un autoanálisis, todos somos fallos. Tener alguien que nos ayude a observar donde estamos equivocándonos es un privilegio y no un problema. Y aunque las criticas sean injustas, o con intención de disminuirle, extraiga lo bueno», concluye.

Si usted ha pasado por momentos difíciles y no sabe lidiar con la situación, busque una Universal más cercana a su domicilio. Buscar una dirección.