¿Usted sabe cuál es el mayor sentimiento de destrucción?

¿Usted sabe cuál es el mayor sentimiento de destrucción?

Por

IMG_3001.690x460

¿Cuál es el mayor sentimiento de destrucción? Muchos piensan que es la ira, o la envidia, el miedo, la tristeza. Sin embargo, aunque esos sentimientos sean capaces de causar muchos males, existe uno que aún es más peligroso.

El obispo Edir Macedo explica por qué algunas personas no tienen éxito, aunque, aparentemente, actúen como Dios orienta:

“Si usted está en la Iglesia, ora, no le hace mal a nadie, es una persona correcta, hace todo bien, pero, tiene rencor dentro de usted, Él no le escucha. Jesús no lo escucha. Su oración no es aceptada.”

Según el obispo, el rencor es el sentimiento con la mayor capacidad de destrucción. Esto es porque todos comenten errores, pero aquellos que no perdonan, tampoco sonperdonadospor Dios, y de esta manera es imposible ser completo.

“¿Cómo Jesús puede perdonar a una persona que no quiere perdonar a nadie? ¿Esto es posible?” – Cuestiona el obispo. “Si usted quiere ser atendida, atendido, por el Señor Jesús, perdone a aquellos que le ofendieron.”

¿Quiere saber cómo? Lea a continuación lo que el obispo Macedo explica.

“Usted puede ser la peor de las criaturas, puede ser un asesino, un pedófilo, ¡puede ser la peor de las criaturas!

Pero si usted se acerca a Jesús y no le tiene rencor a nadie, hizo lo que hizoy no le tiene rencor a nadie, otras personas son las que le tienen rencor a usted, pero usted no le tiene rencor a nadie, y se acerca a Jesús, Jesús le perdona.

Ahora, si usted está en la iglesia, ora, no le hace mal a nadie, es una persona correcta, hace todo bien, pero tiene rencor dentro de usted, Él no lo escucha, Jesús no lo oye. Su oración no es aceptada.

Entonces, usted ve adentro de la Iglesia a personas y dice: – ¡Caramba, ella era una vagabunda! ¡Caramba, ahora está bendecida, llegó ayer y hoy está bendecida! Y yo estoy aquí hace diez años y no sucedió nada. Es por eso, porque la diferencia es que aquella “María Magdalena”, era pecadora, pero no tenía nada en el corazón contra nadie, entonces Jesús la perdonó y fue libre. Pero, la otra persona, llegó llena de malos sentimientos, ¡¿Cómo Jesús puede perdonar a una perdona que no quiere perdonar a nadie?! ¡¿Esto es posible?! Porque si usted no perdona a la persona que le hizo daño, ¡Dios tampoco puede perdonarle! La persona está amarrada, presa, por su causa, pero usted también está atada.

Entonces, usted debe liberar el perdón para esa persona, para que ella sea bendecida y usted también sea bendecido.

Solo usted puede liberarla, Jesús no puede perdonarla antes de que usted la perdone, usted tiene que liberarla.

Si usted quiere ser atendida, atendido por el Señor Jesús, perdone a aquellos que le ofendieron.”

Haga que este mensaje se divulgue. Compártalo en sus redes sociales.