Usted realmente puede

Usted realmente puede

Por

Datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) revelan que la crisis europea que dejó marcas profundas en el continente, aun pretende extenderse por un buen tiempo en la región. Eso se debe a que en su inicio, en 2008, Europa tenía algo más de 16,1 millones de desempleados. Hoy ese número ascendió a un total de 26,3 millones.

Es por medio del trabajo que el ser humano logra su sustento. Entonces, cuando las opciones son escasas, pensamientos como “no lo lograrás”, “eres un derrotado”, “desiste”, vienen a la mente del que busca trabajo sin éxito. Lidiar con ellos y combatirlos no es tarea fácil. Tanto que la tasa de suicidio entre los hombres en Europa aumentó un promedio del 3,3%, conforme a un estudio divulgado recientemente, por los investigadores de las Universidades de Oxford y Bristol, en Gran Bretaña.

Sin embargo, la Universal siempre va a contramano de los pronósticos negativos. Si las estadísticas muestran que todo puede empeorar, la Palabra de Dios dice que va a mejorar. Esa es la fe que le ha sido enseñada a los europeos, en cada reunión especial, denominada “usted puede”; ministrada por el obispo Júlio Freitas (foto), actual responsable del trabajo de la Universal en Europa. El evento ya tuvo lugar en España, Moldavia, Ucrania, Irlanda, Suiza y Portugal y causó el cambio de comportamiento en el que creyó en los mensajes dados.

“Existen tres actitudes que corresponden al ser humano para que su vida no esté estancada: vencer el miedo – pues es como una prisión-; dejar de comparar su vida con quien está en una situación peor o igual a la suya  – eso solo hará que se acomode -; y no mirar hacia atrás – no vivir en el pasado, ni recordar experiencias de fracaso, pues con Dios todo es posible”, aconsejó el obispo Júlio, durante la reunión realizada en Dublín, Irlanda, en el estadio Croke Park para más de 1,2 mil personas.

Uno de los participantes del encuentro, Andrew O’Keeffe (foto), cuenta que las palabras dichas tocaron profundamente su alma, al punto de provocar un cambio completo en sus pensamientos, que antes eran negativos y derrotistas.

“A ese estadio fui a ver grandes celebridades como Tina Turner y Neil Diamond, entre otros, pero ese día, el lugar estaba hospedando a Dios. Noté que había un poder en aquella reunión que ningún ser humano podría manifestar. Desde entonces, fui liberado de la depresión, mi deseo de beber desapareció, los pensamientos de suicidio, las pesadillas y las ansiedades se terminaron. Finalmente supe que el Dios del que oí hablar tanto era real. Aprendí que mi fe puede todo y que lo imposible se puede volver posible”, destaca.

El poder de las palabras oídas en el evento se volvieron tan reales en la vida de O’Keeffe que se ocupó de transmitírselas a todos los que estaban desanimados como él lo estuvo un día. “Si estoy relatando este testimonio es porque un día Dios usó a alguien para decirme ‘Yo creo en usted’. Le digo lo mismo a quien está leyendo esto ahora: ‘Usted también puede.’”

 

[fotos foto=”Cedidas”]