Usted puede ser un adicto y ni siquiera lo sabe

Usted puede ser un adicto y ni siquiera lo sabe

Por

¿Hacemos un ejercicio de reflexión? Piense en una persona adicta y en todo lo que está relacionado a ella. ¿Ya lo ha pensado? Es muy probable que usted haya imaginado a alguien andrajoso, desorientado y consumiendo alguna droga, como el alcohol, la cocaína o algo parecido. Pero vincular la palabra vicio solamente al consumo de estupefacientes es un gran error. Al fin de cuentas, un vicio es el hábito de hacer cualquier cosa repetidamente, que trae un placer momentáneo, pero que en el fondo nos perjudica.

Margaret Murphy, de 45 años, es un ejemplo de esto. Ella vivía en Dublín, en Irlanda, región que posee un clima frío y lluvioso, y se mudó a la soleada Creta, en Grecia. Allí, la mujer creó el hábito de tomar baños de sol y terminó volviéndose adicta al bronceado. Durante 10 años ella permaneció tomando sol frecuentemente y sin protección. “Pasé una década viviendo en Creta y bronceándome para tener una buena apariencia, creyendo que, por estar bronceada, no necesitaba protección solar”, escribió ella en su red social.

Y, lamentablemente, en diciembre del año pasado, necesitó comenzar un tratamiento de 28 días para remover lesiones pre cancerígenas de su rostro (Vea la foto de arriba).

Observando lo que Margaret hizo, podemos identificar que todos tenemos algún vicio: comer dulces todos los días, ser dependientes de alguna persona, decir mentiras, ver contenido inapropiado en internet, entre tantos otros. Actitudes que parecen comunes, pero que, con el tiempo, traerán consecuencias, ya sea a la salud, a las relaciones o a la vida espiritual.

“El primer paso para liberarse de algún vicio es reconocer que lo tiene. El segundo paso es admitir que necesita ayuda para dejarlo. La marca del adicto es mentirse a sí mismo, cuando dice ‘puedo dejarlo cuando quiera’. Si usted pudiera, ya lo habría dejado”, explica el escritor Renato Cardoso.

Es por eso que todos los domingos a las 15h se realiza, en la Universal, el Tratamiento para la Cura de los Vicios. Participe y aprenda a liberarse de esa prisión, en Av. Corrientes 4070 – Almagro o ingrese aquí  para ver las direcciones de las iglesias donde se lleva a cabo el tratamiento.

[related_post themes=”flat”]

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games