Use su tarjeta de crédito con inteligencia

Use su tarjeta de crédito con inteligencia

Por

La empresa Tecnocom y el grupo Analistas Financieros Internacionales (AFI) presentaron el “Informe sobre Tendencias en Medios de Pago 2012”. En éste se destaca que en ambos lados del Atlántico los cheques y el dinero en efectivo han cedido lugar al plástico y medios electrónicos.

El estudio puntualiza que el pago en efectivo en los países latinoamericanos “permite controlar lo que se gasta”, pero las tarjetas de crédito “se perciben como que dan un mayor valor añadido y su posesión aporta una buena imagen al consumidor”.

El informe destaca que el número de tarjetas de crédito y débito en América Latina no ha parado de crecer en los últimos cinco años, “debido al incremento del empleo y la renta media ‘per capita’, el mayor nivel de cultura financiera de los segmentos con menores ingresos o a la creciente bancarización, entre otros factores”.

El aumento de los plásticos ha aumentado también la preocupación por el desequilibrio de su uso, comprobado por deudas asombrosas e interminables. Los especialistas exponen su máxima para evitar problemas: entender que una tarjeta de crédito no es una extensión de tu sueldo.

El plástico es únicamente un instrumento que permite disponer de cierta cantidad de dinero, sin tener que utilizarlo en efectivo. Que hay que pagar en un determinado plazo y que generalmente es de un mes. Por eso, la principal recomendación es: no gastar más de lo que puedas pagar.

Con base a esto, dejamos las siguientes recomendaciones para el uso de su tarjeta de crédito: Llevar un estricto control de los gastos realizados con la tarjeta y conservar todos los comprobantes de las compras realizadas.

1. Programar los pagos de tu tarjeta de crédito entre tus gastos mensuales, para evitar recargos.

2. Pagar antes de la fecha de vencimiento que indica el estado de cuenta.

3. Paga el doble del pago mínimo requerido, para que la deuda disminuya.

4. Es recomendable utilizar la tarjeta a partir del día siguiente de la fecha de corte y durante los siguientes primeros días del período, ya que será mayor el período de tiempo entre la compra y la fecha de pago.

5. Si liquida el importe total de las compras efectuadas durante el período, no pagará intereses.

6. Antes de realizar sus pagos, tome en cuenta el cobro de comisiones por anualidad, incluidas las tarjetas adicionales.

7. Revise en su estado de cuenta que el saldo inicial concuerde con el estado de cuenta anterior; verifique con los vouchers, el monto de lo que gastó en el período. También revise la procedencia de los cargos extra por cuota anual, reposiciones y tarjetas adicionales.

8. Verifique en su estado de cuenta si aparecen los pagos que se hicieron en el período anterior.

9. Analice con detenimiento si realmente necesita los servicios que le ofrece su institución bancaria a través de tu tarjeta de crédito, como asistencia médica y vial o seguro de accidentes en viajes.

10. Procure no utilizar muchas tarjetas, pues es probable que pierda el control de los gastos que realiza.

11. Debe tener muy en cuenta la vigencia de su tarjeta, para evitar que sea rechazada en algún establecimiento, en un momento inesperado.

Apuesta a la innovación

Las entidades financieras han innovado, apoyando el negocio con nuevos canales y soluciones. Ya se encuentran disponibles aplicaciones para celulares para revisar el resumen de cuenta y también para pagar a través del teléfono.

Pero los analistas insisten: muchas veces la facilidad de compra y pago son grandes peligros para quienes no logran planificar y restringir consumos innecesarios. Ayúdese saldando deudas antiguas y priorizando los gastos.