Usar un buen criterio todavía está de moda

Usar un buen criterio todavía está de moda

Por

Una mujer de 75 años debería saber que hay prendas que le quedan mejor que otras. No es que no pueda usarlas, sino que la moda no debería ser una dictadora para todas por igual. El buen criterio puede ser usado a cualquier edad y el espejo ayuda bastante en esta cuestión.

Es fácil cometer deslices al intentar disfrazar las evidencias del paso del tiempo de la forma que parece más conveniente. Cocó Chanel dijo que “Nada hace parecer más vieja a una mujer que intentar desesperadamente parecer joven” y agregó que una mujer puede ser atractiva a cualquier edad.

Iris Apfel, de 95 años y uno de los mayores íconos de la actualidad dice que muchas mujeres intentan mejorar su aspecto con las cirugías plásticas. “Estoy en contra de las cirugías plásticas, me parecen dolorosas e innecesarias. Someterse a cirugías que una no necesita no es inteligente. Me parece que sería mejor si las mujeres usaran ese tiempo y dinero en otras cosas más importantes”.

Las apariencias engañan

Todas nosotras sabemos que la manera en que nos vemos revela quiénes somos. Lo que desfilamos es la imagen que damos ante las personas, lo crea o no. La escritora Cristiane Cardoso comenta en su blog que muchas personas dan un mensaje equivocado por los excesos en su estética. Las mujeres que se cuidan exageradamente, pueden pensar que no hay problema en eso, pero el problema es cuando el cuidado estético se vuelve una obsesión.

“Algunas viven haciéndose cirugías plásticas, tratamientos de belleza y pasan horas en el gimnasio, todos los días. Son mujeres que se arreglan como pavos reales, exageran el maquillaje y usan muchos accesorios. Tanta información en una sola persona, es muy difícil de decodificar”, dice la escritora. También es perjudicial hacer lo contrario: “Quienes no cuidan su apariencia transmiten el mensaje de que no se aman y de que su autoestima está muy baja. Algunas personas dicen que los otros deben amarlas como son, pero su apariencia muestra que ellas mismas no se aman”, finaliza.

Lo que faltaba

Para Iris Apfel, el buen criterio es el arte de saber ponderar sus decisiones y actitudes. Una mujer no puede usar lo mismo que una adolescente porque probablemente envíe un mensaje equivocado. El buen criterio evita que una mujer se vista ridículamente en nombre de la moda. Mantener su propio estilo también es importante, más que seguir el último grito de la moda.

Iris advierte, “Yo creo que las tendencias son ridículas, deberíamos mirarnos al espejo, saber quiénes somos y vestirnos para nosotras mismas, no ponernos la ropa que nos mandan”, declaró durante el lanzamiento de su colección para una conocida tienda de departamentos en Estados Unidos. Es muy bueno pensar si ese es el equilibrio que nos ha faltado en cuanto a nuestra imagen.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games