Una web más sana para los niños

Una web más sana para los niños

Por

28 compañías acordaron establecer medidas para que internet sea un lugar más seguro para los menores

El objetivo es poner en marcha acciones para que sea más fácil informar de contenidos que pueden ser dañinos para los niños, garantizar que los parámetros de seguridad son apropiados para su edad, y ofrecer opciones más amplias para el control parental, indicó la CE en un comunicado.

La coalición está formada por Apple, BSkyB, BT, Dailymotion, Deutsche Telekom, Facebook, France Telecom-Orange, Google, Hyves, KPN, Liberty Global, LG Electronics, Mediaset, Microsoft, Netlog, Nintendo, Nokia, Opera Software, Research in Motion, el grupo RTL, Samsung, Sulake, Telefónica, TeliaSonera, Telenor Group, Tuenti, Vivendi y Vodafone.

La vicepresidenta de la CE y responsable de la Agenda Digital, Neelie Kroes, señaló que esas empresas, por medio del compromiso voluntario adoptado hoy, deberían proporcionar tanto a los menores como a los padres “herramientas de protección más transparentes y consistentes”.

La comisaria espera que, siguiendo la iniciativa de estas empresas, otras se unan y adopten las medidas necesarias para potenciar la seguridad infantil online.

En concreto, las compañías actuarán en cinco áreas, una de las cuales corresponde a la introducción de mecanismos para informar de contenidos inapropiados más simples y fáciles de encontrar en las páginas web.

También acomodarán la privacidad a la edad de los menores, de forma que los datos personales o fotografías que suban a internet no estén disponibles para el público en general de manera automática, y harán una clasificación más amplia de los tipos de contenidos, con categorías según las edades para que a los padres les sea más fácil filtrar los contenidos.

Por otro lado, las herramientas de control parental en sí serán más fáciles de utilizar, y se reforzará la colaboración con las fuerzas de seguridad para eliminar de la red cualquier contenido relacionado con el abuso sexual infantil.

Según datos de la Comisión, de media, los niños europeos empiezan a utilizar internet a los 7 años, en tanto que el 38% de los menores de entre 9 y 12 años que lo usan afirman tener un perfil en alguna red social.

Bruselas indicó que la coalición revisará sus esfuerzos a mediados de 2012, a fin de determinar qué nuevos pasos deben darse.