Una persona en situación de calle terminó en un camión de basura en Europa

Una persona en situación de calle terminó en un camión de basura en Europa

Por

Una casa es históricamente el lugar más importante para una persona. Allí se construyen los primeros lazos afectivos, se aprende a tener buena convivencia con los otros y se forma la consciencia de pertenecer a un grupo. Pero muchos en medio de la crisis económica, políticas de desarrollo con déficit o incluso problemas personales hacen de las calles su lugar, sobreviviendo en pésimas condiciones.

En Gran Bretaña, por ejemplo, es común  que las personas duerman dentro de contenedores,  ya que esos ambientes ofrecen protección contra el frío y agresiones de terceros. Según los datos del BIFFA – una de las mayores empresas de recolección de basura del país – solo en el 2015 encontraron 175 personas durmiendo en esos lugares. Muchos llegan a esa situación después de perder sus empleos y no tienen condiciones económicas de pagar el alquiler.

Sin embargo, el hecho de dormir en ese lugar no significa que la persona deba ser tratada como basura. Pero, algunos terminan siendo confundidos con los desechos. Un ejemplo fue lo que sucedió con un hombre británico, que cuando el camión de la empresa de recolección de residuos recogió el contenedor, terminó tirándolo dentro del camión como si fuese basura.

Vea a continuación el momento registrado por la cámara:

En este caso, no fue a propósito, porque cuando el conductor de la empresa vio la imagen de la cámara, que está dentro del contenedor, del hombre siendo tirado, rápidamente corrió a salvarlo.

Sin embargo, no son pocos los casos de personas que, por prejuicios o por falta de respeto al ser humano, suelen despreciar y maltratar a aquellos que viven en esas condiciones, como si fuesen un caso perdido, sin expectativa de cambiar de vida.

Ángeles de la madrugada

Hace casi 30 años, la Universal está presente en Europa siempre atenta a la necesidad de los que sufren. Cada semana, los voluntarios del grupo Ángeles de la Madrugada van a las calles a ayudar a aquellos que no tienen ni siquiera un techo para abrigarse. Son personas que soportan la intemperie, el hambre y toda calamidad. Los voluntarios ayudan con alimentos y abrigos para luchar contra el frío del invierno, pero también para llevar una palabra de ánimo e incentivo.

En España, por ejemplo, los integrantes del proyecto social ayudan aproximadamente a mil personas semanalmente, con acciones de varios tipos.

Recientemente, se realizó una distribución de alimentos en todos los Centros de Ayuda distribuídos por el país. “Es una contribución muy importante, porque muchos no tienen nada para comer. Las bolsas contienen aproximadamente 12 kilos de alimentos, como arroz, fideos, porotos, leche, duraznos en lata y otros artículos básicos. A los que tenían niños pequeños, se les entregó leche en polvo y comida para el bebe” contó el coordinador del Centro de Ayuda Alberto Días.

Antes de recibir las donaciones, las personas participaron en una reunión que da consejos para superar los problemas económicos y son dirigidas a otros grupos del Centro de Ayuda. “Muchos están comenzando a tener conciencia de que, gracias a la fe inteligente pueden luchar para cambiar de vida”, destacó el pastor.

El pastor relata el caso de un hombre en situación de calle que, con una infancia decadente e involucrado con el tráfico de drogas en la juventud, terminó debajo de un puente con su esposa. Sin embargo, después de participar de las reuniones en el Centro de Ayuda, encontró fuerzas para cambiar de vida y hoy, es empresario y tienen una familia unida.

El trabajo de los Ángeles de la Madrugada se realiza en todo el mundo, donde hay una Universal. Busque una dirección cercana a usted, ingresando aquí, y acérquese a la iglesia para tener más detalles de cómo ayudar en este trabajo.

Comparta este mensaje en sus redes sociales.