“Una palabra puede cambiar todo”

“Una palabra puede cambiar todo”

Por

“¡Una palabra puede cambiar todo!” Esa fue la declaración del obispo Edir Macedo en una entrevista durante el lanzamiento de su libro “Nada que Perder”. Y en esa entrevista fue que se inspiró definiendo como tema “Una Palabra”, para el evento de África del Sur.

Cerca de 200 mil personas participaron del evento, realizado el Viernes Santo, en todo aquel país.

_MG_4443

En Joanesburgo, el estadio Ellis Park quedó pequeño para recibir a todas las personas presentes. El límite de capacidad dentro del estadio es de 65 mil personas, pero 35 mil tuvieron que quedar del lado de afuera, siguiendo la reunión a través de pantallas. Llegando a 100 mil personas solo en Joanesburgo, quienes fueron a buscar “Una Palabra”.

La multitud estaba determinada a recibir esa “Palabra” para cambiar sus pensamientos y, consecuentemente, el estilo de vida.  Centralizando la Palabra de fe, el obispo Marcelo Pires, responsable del trabajo de evangelización en África del Sur, entró en el estadio llevando a la multitud a meditar: “no es ignorando los problemas, llorando, o intentando sustituirlos con cosas materiales que las dificultades desaparecerán. Sino siguiendo la orientación que se muestra en el siguiente versículo de la Biblia, así es que la transformación de vida se realizará.”

Y cuando os acerquéis para combatir, se pondrá en pie el sacerdote y hablará al pueblo, y les dirá: Oye, Israel, vosotros

os juntáis hoy en batalla contra vuestros enemigos; no desmaye vuestro corazón, no temáis, ni os azoréis, ni tampoco os desalentéis delante de ellos.” Deuteronomio 20.2-3

“No podemos luchar con armas de fuego o amenazando a nadie; nuestro verdadero enemigo es la miseria, el desempleo, las enfermedades. Y aunque alguien desee el mal contra usted, esa persona no es su verdadero enemigo. La fe en Dios tiene el poder de protegerlo contra cualquier problema”, explicó el obispo.

“Yo vine a oír esa “Palabra” para cambiar mi vida y vencer mis problemas. Creo que hoy todo comienza a transformarse. Estoy bendecida”, cuenta Mumsy, después de participar, por primera vez, de un evento realizado por la Iglesia Universal.

El evento “Una Palabra” también se realizó en distintos estados de África del Sur, pero, en la Ciudad del Cabo, tuvo lugar en un punto histórico, llamado Grand Parade, en el cual, durante la época del Aphartaid, los negros no tenían derecho a pisar. En la Nueva África del Sur, donde todas las naciones ahora se abrazan; negros, blancos, pardos e indianos se reunieron en un sólo espíritu en búsqueda de “Una Palabra”.

El obispo Marcelo animó a los participantes. “Nosotros creemos que una palabra puede cambiar la vida de una persona para mejor o para peor. Hoy yo quiero que usted salga con esa palabra: no deje que su corazón se abata, no importa cuán grande es su problema o cuán difícil es su situación, no tenga miedo, Dios va delante suyo para vencer sus enemigos, porque existe algo dentro de usted, algo mucho más fuerte, la fe.”