Una noche para rescatar vidas del sufrimiento

Una noche para rescatar vidas del sufrimiento

Por

noche01-05

La «Caravana del Rescate» fue realizada por el obispo Domingos Siqueira en la capital paulista y recibió la presencia de personas que un día ya estuvieron en la presencia del Señor Jesús, pero por algún motivo, se distanciaron- además de la presencia de obreros también. Los presentes ocupaban el Santuario, la explanada del Templo, la catedral de Brás y el salón auxiliar.

El obispo Domingos inició el encuentro recordando la «parábola de las cien ovejas», contada por el Señor Jesús. En la que un pastor tenía cien ovejas, pero perdió una. Entonces, por valorar cada oveja que poseía, dejó las 99 para encontrar a la que estaba perdida.

«No fue en vano que usted vino hasta aquí, esta noche. Fue el Espíritu de Dios que lo trajo. Él no se olvidó de usted, no desistió. Muy por lo contrario. El Señor está listo, en este momento, para recibirlo», destacó el obispo.

Agregó también que los espíritus malignos no pierden la oportunidad de atacar a una persona que deja la presencia de Dios, y por eso, es importante que se tenga conciencia de volver a Él mientras haya tiempo.

«Aunque Dios haya sido abandonado, rechazado, Él le ofreció una oportunidad. Pero, no siempre será así. Habrá un momento en el que las personas no tendrán otra oportunidad como esta. La salvación nunca puede ser dejada para después. Pues, puede ser en una noche la vuelta del Señor Jesús, o su muerte. Si no escucha la voz de Dios, usted enfrentará las consecuencias», alertó.

Los demonios buscan una brecha

El obispo Domingos los orientó, que los espíritus malignos se quedan alrededor de las personas, esperando una oportunidad para llevar sus almas.

«Él lo observa 24 horas por día, él está al acecho. Todo lo que nosotros hacemos, el diablo lo está mirando. Cuando él ve que hay algo en nuestras vestiduras que nos está manchando, él nos acusa de pecar delante de Dios. Sin embargo, Dios ha visto su dolor, y Él quiere sacarte de ese sufrimiento», concluyó.

Se realizó una oración de liberación en favor de las personas. Y al final, el obispo les hizo una invitación a aquellos que deseaban bautizarse en las aguas, para reafirmar la alianza con Dios.

Si usted se encuentra distanciado de la Presencia de Dios  y desea recibir ayuda, acérquese a una Universal cercana a su domicilio – Un hombre de Dios lo ayudará.

noche02-05