Un matrimonio puede evitar conflictos financieros

Un matrimonio puede evitar conflictos financieros

Por

El tema debe ser tratado en el comienzo de la relación

¿Quien gasta más? ¿Quién paga menos? El dinero y las deudas ¿de quién son? Estas preguntas pueden llevar al matrimonio a un conflicto económico que puede evitarse, si el tema fuera conversado durante el noviazgo.

Así lo explica la psicóloga Regiane Machado. “Lo ideal es que el matrimonio converse cómo maneja su vida económica, decir cómo administra cada uno su dinero y combinar cómo será después del casamiento.”

Ella también deja claro que cada matrimonio debe tener su propia organización financiera. “Cada uno funciona de una forma distinta. Hay matrimonios que toman el dinero y lo dividen totalmente, otros lo tratan como si fuera la única ganancia. Lo ideal es conversar para que lleguen a una forma justa y de bienestar para ambos.”

Aun con tantas conversaciones, es posible que no estén de acuerdo en este tema. “Sin embargo, si el asunto es tratado antes del casamiento, al existir una prevención, en caso que el problema suceda más adelante, puede ser más fácil de resolver y repensar qué rumbo está tomando la vida financiera en el matrimonio.”

Después del casamiento, las prioridades son diferentes y ambos tienen responsabilidades sobre todo. “Para eso es necesario sentarse y discutirlas abiertamente; planificar qué se espera hacer con el dinero, si existe el sueño de comprar una casa, si realizarán un viaje, es decir, en qué y cómo gastarlo”, explica Regiane.

No es raro que los matrimonios se separen por entrar en eternas peleas y discordancias a raíz de cómo es administrado el dinero. “Eso sucede debido al perfil de cada uno. Existe quien gasta demás, el que no tiene control. Y, si ambos son así, no pensarán en tener una conversación sobre el asunto”, señala la psicóloga.

Otros motivos

Para la consultora empresarial Talia Jaoui, hay otros motivos que pueden llevar a un matrimonio a tener conflictos económicos. “Tienen que usar un presupuesto dentro de lo que ganan, no excederse y estar atentos en la tarjeta de crédito; porque la gente tiene una idea equivocada sobre la manera correcta de usarla.”

Otro motivo de conflicto es cuando uno gana más que el otro. “Por ejemplo, si la mujer gana más que el hombre no habría problema en si mismo, ya que ella luchó por ese espacio en el mercado laboral. Es por esa razón que los papeles del hombre y la mujer tiene que definirse bien en la relación y que cada uno haga aquello que es más usual para si”, explica Talia.

Para ella, el problema es que el hombre no logró evolucionar en la idea de que la mujer ya no necesita de él para sustentarse. “Ella busca alguien para sumar en la vida, que colabore y los hombres sólo necesitan desarrollar esto, porque aquel “macho” que solamente sustenta la casa, quedó atrás.”

Talia enfatiza que el conflicto financiero en un matrimonio puede aparecer por la falta del hombre en desarrollar otros papeles dentro de la relación. “La mujer trabajó eso, se dio cuenta que tenía que tener su espacio profesional, pero el hombre no trabajó ese perfeccionamiento en la relación, porque hoy en día ser hombre no es solo traer dinero a casa, pero algunos no acompañaron ese proceso.”

La Licenciada concluye, que es por eso que los problemas financieros dentro del matrimonio están mucho más allá del dinero. “En realidad, los conflictos financieros son nada más que conflictos emocionales. Las personas necesitan conocerse mejor, tener un momento consigo. Hoy en día, las mujeres tienen mucha actitud y los hombres no, lo que nos hace vulnerables al punto de correr un gran riesgo de quedarnos solteros.”

¿Quieres más? Síguenos y comparte nuestra pagina en Facebook