Un futuro inteligente

Un futuro inteligente

Por

terapia01920
La juventud es una etapa de curiosidad y descubrimientos. En ese período, muchos jóvenes…

– Descubren la pasión y empiezan a gustar de otra persona

– Comienzan a ponerse de novios

– Tienen deseos sexuales

– Son influenciados por los amigos

– Se sienten solos

– Quieren sentirse aceptados en un grupo

Estas son algunas de las situaciones que pueden ayudar o entorpecer la vida de un adolescente. Las dudas en esta etapa son peligrosas y, cuando encuentran espacio, pueden provocar que muchos tomen decisiones incorrectas.

Las elecciones que los jóvenes hacen en esta etapa repercutirán en el transcurso de toda su vida adulta.

Hoy en día, muchos adultos miran atrás y se dan cuenta de que podrían haber hecho las cosas de una forma completamente diferente si hubieran recibido la orientación adecuada siendo jóvenes. Se dan cuenta de que sufrieron demasiado de forma innecesaria.

Si al leer estas líneas se da cuenta de que está pasando por esta situación, no espere a equivocarse para aprender, evite sufrir más adelante buscando la orientación que necesita su vida amorosa.

Si tiene entre 14 y 24 años, participe de la próxima charla de la Terapia del Amor y descubra qué hacer para tener la relación de sus sueños. Será una gran oportunidad para que aprenda a elegir su presente y a proyectar su futuro de forma inteligente.

Lo esperamos en Av. Corrientes 4070, Almagro, el próximo jueves a las 10, 16 y 20 h, no falte.

Dejaron el pasado de sufrimiento

terapia02920Lucas y Daiana sufrieron en el amor hasta que, en las charlas de la Terapia del Amor, lograron curar su interior y ser felices.

“Yo estaba en pareja pero me la pasaba sufriendo, era un fracaso tras otro. Mi vida sentimental se resumía en una sola cosa: sufrir”, cuenta Daiana.

Lucas buscaba una mujer con quien compartir sus proyectos de vida, pero no la encontraba: “Me sentía solo, estaba triste y vacío, buscaba encontrar a la persona ideal por mi propia cuenta, no confiaba en Dios. A las demás personas les mostraba una felicidad que no era real, hasta que me cansé y decidí ponerle fin a ese sufrimiento. Por eso empecé a participar de la Terapia”.

Asistiendo a las charlas de la Terapia del Amor lograron curar su interior y así estuvieron listos para encontrarse y empezar una vida juntos. “A Lucas ya lo conocía, pero jamás pensé que podía llegar a convertirse en mi marido. Estamos casados hace cuatro meses y somos felices, aplicamos lo que aprendemos en las charlas”, afirma ella, y él agrega: “La Terapia del Amor nos ayudó mucho, porque problemas hay, pero se pueden resolver siempre que Dios esté en primer lugar”.