Ucrania celebró la Pascua con un evento

Ucrania celebró la Pascua con un evento

Por

La Iglesia Universal realizó un mega evento para celebrar el “Viernes Santo” en Ucrania, ubicada en el este europeo. En este país, la Pascua se celebra en una época diferente a la celebrada en Argentina, debido a que sigue el calendario de la Iglesia Ortodoxa. La Iglesia Universal aprovechó la fecha y organizó un gran encuentro para mostrar el poder de Dios en la vida de las personas. El evento fue llamado “Día del Milagro”.

El objetivo de esa concentración de fe fue reunir a los integrantes de la Iglesia Universal y a todos los que necesitan una transformación de vida o sufren problemas financieros, de salud o espirituales para escuchar la Palabra de Dios. La reunión fue realizada en su capital, Kiev, en un lugar muy conocido de la ciudad: la plaza el Arco de la Amistad de los Pueblos.

La plaza cuenta con un anfiteatro, lo cual favorece el encuentro de grandes cantidades de personas. Dos horas antes del horario marcado para el inicio del evento, una muchedumbre de gente ya estaba esperando para participar de la reunión. Mientras el encuentro esperaba comenzar, la banda de la Fuerza Joven Universal (FJU) de Ucrania se presentó para los que ya estaban en el lugar.

Gran público

Aprovechando que la primavera es la estación actual en Europa, el evento tuvo lugar al aire libre con 25 grados de temperatura. En el encuentro participaron más de 1.200 personas a fin de escuchar las palabras de fe, consuelo y transformación predicadas por la Iglesia Universal. Esta fue la primera edición del “Día del Milagro” en Ucrania.

La mega reunión contó con la presentación de una pieza de teatro del grupo Fuerza Joven, además de las palabras de cura y liberación. También, hubo varios testimonios de cura y transformación de vida durante el evento.

Según el responsable del trabajo de evangelización en Ucrania, el pastor Gilcimar Taborda, contó que la última reunión que la Iglesia Universal hizo con estas características fue cuando el obispo Edir Macedo visitó Ucrania y realizó una gran concentración de fe. El pastor recuerda que, en aquella época, era inverno pero que aun así concurrieron miles de personas.

El trabajo en el país

La Iglesia Universal está presente en Ucrania hace 7 años. El país tiene tres templos y un  núcleo especial de evangelización. “Hay dos iglesias en la capital, y una en otra ciudad cercana.”

El pastor Taborda cuenta que una de las principales dificultades para evangelizar es la lengua. Antes de ir a Ucrania pasó 10 años en Rusia para poder aprender el idioma y el alfabeto, que son totalmente diferentes en las lenguas romances. Hoy, el pastor logra comunicarse con fluidez.

Condiciones adversas

En Ucrania, según el pastor, hay una cantidad muy pequeña de brasileños, por ese motivo evaluó que saber la lengua rusa es fundamental. “Todas las reuniones son ministradas en ese idioma, incluso porque, según el consulado de Brasil en el país, el número de brasileños no llega a 50 personas.”

Para saber algo más… El pastor es auxiliado por un matrimonio ruso, otro de Mozambique y dos matrimonios más de Brasil, además de haber un auxiliar ucraniano y otro ruso. La Iglesia Universal también desempeña un importante papel contra las drogas a través de la FJU, con el padrón que se realizan en los demás países de Europa y de Brasil.

El frío

Otra barrera de evangelización es el frío. Las temperaturas en invierno ya alcanzaron los 35 grados bajo cero. Según Taborda, que dejó Río de Janeiro hace casi 12 años, ese fue el primer impacto que sintió. “En Río, generalmente, hacía casi 40 grados, pero cuando llegué al este europeo, era exactamente lo opuesto, el termómetro estaba congelado.”

El pastor cuenta que, por ese motivo, la Iglesia Universal realiza un trabajo para auxiliar a niños y a ancianos en el invierno, ya que muchas personas mueren de frío. Taborda cuenta que el frío es tanto que las escuelas dejan de funcionar, las personas no trabajan y la temperatura bajo cero es insoportable.

El gobierno local recoge a las personas que viven en las calles, pero aun así muchos terminan muriendo a raíz de las bajas temperaturas. La Iglesia Universal ayuda a los hogares de niños y a una casa para ancianos, llevando alimentos y ropa caliente, y entre una distribución de donaciones y otra, siempre busca evangelizar y mostrar que hay otro camino para alcanzar la felicidad: el Señor Jesús.