Tres mujeres ganan el premio Nobel de la Paz

Tres mujeres ganan el premio Nobel de la Paz

Por

La actual presidenta liberiana, Ellen Johnson Sirleaf, y las activistas Leymah Gbowee, de Liberia, y Tawakkul Karman, de Yemen, ganaron el viernes el premio Nobel de la Paz 2011 por su trabajo a favor de los derechos de las mujeres.

El Comité Noruego Nobel distinguió con el premio a las tres mujeres “por su lucha pacífica por la seguridad de la mujer y por los derechos de las mujeres para participar de lleno en las labores de construcción de paz”.

“No podemos alcanzar la democracia y una paz duradera en el mundo a menos que las mujeres obtengan las mismas oportunidades que los hombres para influir en los sucesos en todos los niveles de la sociedad”, anunció el comité del premio.

Trabajo ejemplar

Karman es una mujer de 32 años, madre de tres hijos, que encabeza el grupo de derechos humanos Mujeres Periodistas sin Cadenas.

Ha sido una destacada figura en las protestas contra el presidente yemení Alí Abdalá Salé, que comenzaron en enero como parte de una ola de revueltas contra el autoritarismo que ha convulsionado al mundo árabe.

“Estoy muy, muy feliz por este premio”, dijo Karman a The Associated Press. “Le dedico el premio a la juventud de la revolución en Yemen y al pueblo yemení”.

El presidente del comité del premio, Thorbjoern Jagland, destacó que el trabajo de Kamran comenzó antes de las revueltas árabes.

“Muchos años antes de que las revoluciones comenzaran, ella se levantó contra uno de los regímenes más autoritarios y autocráticos del mundo”, dijo a los reporteros.

Karman ha sido nombrada “Mujer de hierro”, “Madre de la Revolución” y “El espíritu de la revolución yemení” por otros manifestantes.

Graduada de Harvard

Por su parte, la presidenta Johnson Sirleaf, de 72 años, es una economista con formación en la Universidad de Harvard que en 2005 se convirtió en la primera mujer en ser electa democráticamente para presidir un país de Africa.

Sirleaf enfrenta unas elecciones presidenciales ese mes.

Por años, Liberia fue devastada por una guerra civil hasta 2003 y, con ayuda de las tropas de Naciones Unidas, sigue luchando por mantener una frágil paz.

Sirleaf era vista como una reformista y pacifista en Liberia cuando asumió el cargo. Este mes buscará reelegirse y sus rivales en la campaña presidencial la han acusado de comprar votos y de utilizar fondos del gobierno para promocionarse. Quienes participan en su campaña niegan los cargos.

Inspiración y valor

Gbowee, la tercera ganadora del Nobel, organizó un grupo de mujeres cristianas y musulmanas para desafiar a líderes militares liberianos.

También ha sido reconocida por movilizar a las mujeres “a través de las líneas divisorias étnicas y religiosas para poner fin a la guerra en Liberia y para asegurar la participación de las mujeres en las elecciones”.

En 2009 Gbowee ganó el Premio al Perfil del Valor -premio que adopta el nombre del libro con el que el ex presidente de Estados Unidos John F. Kennedy obtuvo en 1957 el premio Pulitzer- por su trabajo para inspirar valor a las mujeres en Liberia.