“Tenía pensamientos de quitarme la vida”

“Tenía pensamientos de quitarme la vida”

Por iurd

Nélida Piñero: “Mi infancia fue muy sufrida. Todo esto causó traumas y tristezas que repercutieron en mis actitudes. Iba a los boliches, fumaba y tomaba mucho. A los 16 decidí irme de mi casa
porque no aguantaba más la situación de mis padres. Conocí a una persona con la que me puse de novia y quedé embarazada. Él jamás quiso reconocer que el hijo era suyo y me abandonó. Entonces reviví dolores antiguos, angustias, preocupaciones y, lo peor de todo, sufrí depresión. Con el tiempo, comenzaron mis problemas de salud: quiste, fibroma, colesterol, tiroides y, a raíz de esto, también comenzaron los problemas económicos. A tal punto en el que no teníamos para comer. Estaba junto al que actualmente es mi esposo y vivíamos peleándonos. Era una relación violenta, con vicios de por medio. En casa siempre se vivía un ambiente hostil. El peor momento de mi vida fue cuando ya estaba al límite. Mi familia entera tenía problemas de salud, vivía en los médicos, mi esposo había perdido el trabajo y nos habíamos quedado sin nada, con deudas por todos lados, en la desesperación total. Una amiga me invitó a la Universal, ya había concurrido a tantos lugares buscando una salida y dije: “¿Por qué no?” Llegué, comencé a luchar con Dios, no fue fácil, tuve que hacer mi parte. Me liberé de los vicios, mi familia y yo fuimos sanados, conquisté un negocio, un auto 0 KM y un terreno. Hoy, la relación con mi familia cambió”.

Participe este viernes a las 12 h en el Templo de la Fe, Av. Corrientes 4070 – Almagro o en la Universal más cercana a usted. Haga clic aquí y vea las direcciones de la iglesia.

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al (011) 5252-4070.

La Iglesia Universal del Reino de Dios aclara que todos los conceptos emitidos en este sitio, como en el periódico y en su programación radial y televisiva, en modo alguno deben ser interpretados en desmedro de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJE DE CONSULTAR A SU MÉDICO.