Sufría de asma, escoliosis y cefalea

Sufría de asma, escoliosis y cefalea

Por

Durante mucho tiempo, Jaquelin sufrió de asma, motivo por el cual debía tomar pastillas y hacerse contantemente nebulizaciones, además de someterse a varios tratamientos médicos. También padecía de escoliosis, la cual le deformó la columna. Debido a tanto dolor, no lograba dormir.

Por otro lado, fue diagnosticada de cefalea histamínica, no podía estar bajo el sol ya que le causaba dolor en la vista y en la cabeza. Las alergias también eran habituales y se intensificaban poco a poco, y los olores le causaban sensación de ahogamiento.
Jaquelin, además, enfrentaba problemas en su matrimonio. El carácter fuerte de ambos provocaba constantes peleas, y ella se sentía una mujer fracasada.

Al llegar a la Universal, comenzó a usar la fe de modo práctico. Hizo un desafío con Dios y logró curarse de todas las enfermedades. Hoy, Jaquelin disfruta de un matrimonio restaurado y se encuentra muy feliz.

Vea este testimonio completo a continuación y participe usted también del propósito “El Día del Nunca Más” en el Templo de la Fe, Av. Corrientes 4070, Almagro y en todas las Universal del país.