¿Su rutina actual ha favorecido o perjudicado su vida amorosa?

¿Su rutina actual ha favorecido o perjudicado su vida amorosa?

Por

En la charla del jueves 28 de septiembre, se hablará sobre este asunto. ¡No se la pierda!

Todos, de manera general, siguen una rutina diaria. Por ejemplo, algunos no salen de su casa sin desayunar, otros no se desprenden de practicar una actividad física antes de ir a trabajar, en fin, cada quien tiene un hábito diario, sea positivo o negativo.

¿Por qué esto es importante?

· ¿Por qué las personas hacen cosas de manera rutinaria? Porque da menos trabajo. Con la rutina, usted ya sabe lo que debe hacer, ni lo piensa, solo va y lo hace. Por eso, el 90 % de las cosas que las personas hacen en la vida, como comer, trabajar y dormir, provienen de una rutina. Dios nos programó de esa manera, y hay una razón por la cual esto es así.

· Esto también tiene algunas implicaciones en nuestra vida, porque la vida que tenemos hoy es el resultado de nuestra rutina. Para ser más específicos, el 99 % de su vida amorosa hoy es el resultado de las rutinas que vive. Si quiere cambiar su vida, no debe pensar en el resultado que quiere, sino en la rutina que debe cambiar para obtener el resultado que quiere.

Por este motivo, el jueves 28 de septiembre, a las 20 h, en la Terapia del Amor, se hablará más sobre este tema. Hasta entonces, reflexione y respóndase a sí mismo: «¿Mi rutina actual está favoreciendo o perjudicando mi vida amorosa?».

¿Dónde y cuándo se realizan las charlas?

La Terapia del Amor se lleva a cabo todos los jueves, a las 8 h, 10 h, 12 h, 16 h y 20 h, en el Templo de los Milagros, Av. Corrientes 4070, Almagro, y en todas las Universal del país.

Además, si necesita un consejo, a partir de las 18 h, todo el equipo de pastores, con sus respectivas esposas, estará en el hall del Templo atendiendo a todos los que necesitan una dirección en su relación.

Entrada y estacionamiento:

La entrada al santuario y al estacionamiento es gratuita.

Sala para los niños:

Recuerde que los niños, a partir de los 8 años, pueden entrar al santuario con sus padres. Por otro lado, los que tengan una edad inferior, serán llevados a la EBI (Escuela Bíblica Infantil), donde recibirán un contenido adecuado para su edad, mientras los padres se concentran en la reunión realizada en el santuario.