Su mal hábito puede destruirlo

Su mal hábito puede destruirlo

Por

¿Quién no quiere gozar de buena salud al llegar a la tercera edad? Todos desean tener una vida de calidad, pero no todos cumplen con la cuota diaria del cuidado a la salud.

Según un artículo de la revista JAMA, especializada en medicina, los malos hábitos pueden hacer que una persona contraiga la enfermedad de Alzheimer. Por eso, se recomienda tener una dieta saludable, hacer actividad física, y reducir el consumo de alcohol y tabaco.

Actualmente, los malos hábitos comienzan desde temprana edad. La comida chatarra, el sedentarismo y la exposición prolongada a las pantallas son factores que, posiblemente, determinen la salud cardiovascular del niño o del adolescente en el futuro.

No huya de su responsabilidad

“¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?” 1 Corintios 6:19

Si usted descuida su salud al tener malos hábitos, además de dar un pésimo testimonio de su fe, más adelante, sufrirá las consecuencias de esa negligencia.

El obispo Macedo, menciona que la buena salud física es el resultado de la salud interior: “Quien es inteligente cuida el interior más que su exterior, porque si está bien espiritualmente también lo estará en su exterior”, dice.

No caiga en el error de demonizar todo

La falta de discernimiento y sabiduría ha impedido que los cristianos entiendan que, los malos comportamientos, también son responsables de enfermedades. Por eso, muchos tienden a demonizar todo.
Por ejemplo, si usted tiene diabetes e ingiere comidas dulces, obviamente tendrá hiperglucemia y no será un mal el que lo producirá, sino un mal hábito en su alimentación.

Es lógico que siempre se debe pedir ayuda a Dios. Porque ¿cómo se puede servir a Dios si se tiene un cuerpo enfermo? La fe debe ser una prioridad y debe usarse de manera inteligente. Es a través de la fe y de la inteligencia que tendremos una vida saludable y de calidad.

Deje a un lado la pereza, separe un tiempo para ejercitarse, ingiera alimentos saludables, realícese un chequeo médico y concurra a las reuniones de la Universal que tratan, tanto la salud física como espiritual.

Si necesita más información, llámenos al (011) 5252 4070. Acérquese al Templo de la Fe, Av. Corrientes 4070, Almagro, o en la Universal más cerca a usted. Vea aquí todas las direcciones.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games