Su hija necesitaba un botón gástrico para vivir

Su hija necesitaba un botón gástrico para vivir

Por

Daniela cuenta la difícil experiencia que vivió con su hija: “Agostina tuvo un accidente en mi casa. Intentamos reanimarla, pero no reaccionaba, solo vomitaba.

La llevamos al hospital, había mucho tráfico y parecía que no llegábamos más, era desesperante.

Al llegar, no tenía signos vitales pero la pudieron reanimar. Cuando los médicos la vieron, casi todos se acercaron para atenderla.

Pasaron 15 minutos y me dijeron que me quedara tranquila. Sin embargo, en un principio pronosticaban lo peor. Los primeros días fueron fatales para nosotros.

Le iban a poner un botón gástrico y debían hacerle una traqueotomía. Se le perjudicaron mucho los pulmones por lo que le pasó. Nos advirtieron directamente que tenía neumonía y pulmonía”, recuerda.

Mientras ellos estaban en el Hospital, la abuela de Agostina decidió buscar la ayuda de Dios. Ella no se rindió a la situación y usó la fe para ayudar a su nieta: “Mi suegra venía los martes y gracias a Dios, Agostina puede respirar por su cuenta. No necesitó la traqueotomía ni el botón gástrico. Cuando salimos del Hospital vinimos a la Universal y empezamos a participar de las reuniones”, finaliza Daniela.

Martes a las 8, 10, 16 y principalmente a las 20 h en Av. Corrientes 4070 – Almagro o en la Universal más próxima a su casa.

La Iglesia Universal del Reino de Dios aclara que todos los conceptos emitidos en este periódico, como en su programación radial y televisiva, en modo alguno deben ser interpretados en desmedro de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJE DE CONSULTAR A SU MÉDICO.

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al 5252-4070.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games