Socorro muy presente

Socorro muy presente

Por

“El SEÑOR de los Ejércitos está con nosotros; nuestro refugio es el Dios de Jacob.” (Salmos 46:11)

Si Dios es su refugio, si Él es su fortaleza, no necesita temerles a los problemas, por mayores y peores que sean. Si su vida está totalmente en el Altar, si Él es su refugio, su abrigo, usted está protegido.

Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar; aunque bramen y se turben sus aguas, y tiemblen los montes a causa de su braveza. Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios, el santuario de las moradas del Altísimo. Dios está en medio de ella; no será conmovida. (…)Estad quietos, y conoced que Yo soy Dios.” (Salmos 46:1-5; 10)

Aunque la tierra sea removida y los montes se traspasen al corazón del mar, aunque las aguas bramen y se turben, el río del Espíritu Santo corre tranquilo en el santuario y Dios promete estar con nosotros. Le corresponde a quien cree obedecer la orden del Señor: “Estad quietos, y conoced que Yo soy Dios”.

Aquiete su corazón hoy y crea que Dios está con usted, confíe en lo que Él prometió: aquel que Lo tiene como refugio, tiene en Él socorro y protección.

Haga clic aquí y vea el mensaje anterior.

Fuente: Libro “El Pan nuestro para 365 días”, del obispo Edir Macedo

Si usted quiere aprender más participe en la Universal. Ingrese aquí para conocer la dirección de una iglesia más cercana a usted.

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al 5252-4070.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games