Sociedades, ¿sí o no?

Sociedades, ¿sí o no?

Por

lunes01854
Armar una empresa por su propia cuenta es lo ideal, pero en ciertas actividades se necesita una alta inversión inicial para comenzar, lo que puede desanimar a algunos emprendedores. Una solución para quien quiera abrir su negocio, pero no tiene las condiciones necesarias para hacerlo solo, es buscar un socio que ayude tanto en los gastos como en el manejo de la empresa.

Para elegir un socio que no provoque dolores de cabeza en el futuro, el emprendedor debe tener en mente que todas las reglas para la conformación de la sociedad deben estar listas antes de que se produzca la formalización del acuerdo. La falta de definición en lo que a establecer reglas y la participación en la sociedad se refiere es un gran error cometido por quien arma una empresa en sociedad.

Otro aspecto importante es recordar que, generalmente, las empresas inicien su actividad con pocos empleados. Tener un socio normalmente implica seleccionar a alguien con quien dividir tareas sin tener expectativas de ganancias altas e inmediatas.

Lo ideal es tener a alguien con un perfil complementario, pues eso es muy positivo para la empresa. Tener un socio es beneficioso en momentos de dificultad, porque puede aportar una nueva perspectiva y motivación.

Por último, la confianza es esencial para que la sociedad tenga éxito.

Resultados de la cadena

lunes02854Rosalía: “Antes de llegar a la Universal vivía en la miseria. Mi cama estaba apoyada sobre ladrillos, la heladera estaba siempre vacía, era una situación humillante. Gracias a la Hoguera Santa conseguí trabajo. Perseveré y en la última Hoguera Santa pude comprar maquinaria para armar mi emprendimiento. Tengo auto y me mudé gracias a Dios”.

 

 

lunes03854Sergio: “No tenía un trabajo fijo, vivía de changas. Quería ahorrar para poder estudiar. En la Universal conocí la Hoguera Santa y decidí sacrificar. Gracias a Dios, después de la última Campaña pude abrir mi propio negocio. Ya tengo mi panadería desde hace tres meses y estoy muy feliz”.

 

 

lunes04854Pablo: “Vivía en una casilla de madera, sin ventanas ni baño, junto a mi esposa y a mis tres hijos. No teníamos ni para comer. Gracias a Dios conocimos la Hoguera Santa. Participamos y pudimos conquistar nuestra casa, nuestro auto y una empresa de indumentaria publicitaria. Pagamos las deudas y ya no pasamos más necesidades”.

Lunes 22 de diciembre a las 16 y 20hs. Día de la Bendición

“Y Josué, hijo de Nun, estaba lleno del espíritu de sabiduría, porque Moises había puesto sus manos sobre él…” (Deuteronomio 34:9)

El pastor Valdir estará regresando de Israel e impondrá las manos 30 minutos antes de cada reunión, en Av. Corrientes 4070 – Almagro.