Siervos

Siervos

Por

“Te ruego, oh Señor, que tu oído esté atento ahora a la oración de tu siervo y a la oración de tus siervos que se deleitan en reverenciar tu nombre; haz prosperar hoy a tu siervo, y concédele favor delante de este hombre. (Nehemías 1:11)

Todo el mundo quiere que sus oraciones sean contestadas, pero éstos no siempre quieren primeramente agradar y temer a Dios.

Más mensajes en fonteajorrar.com/es