Si

Si

Por

“Si sacrificamos a Dios, Dios nos realizará”

¡Todo, absolutamente todo podrá hacerse nuevo en su vida! Y que obra de arte admirable si tuviera el verdadero fundamento: ¡el sacrificio a Dios! Amigo lector, no se quede inerte sin hacer nada, no deje que su vida caiga en la rutina y nunca deje de luchar. Aunque estemos detrás del telón tenemos la virtud de salir y ver al público.

Si, tenemos la virtud de mostrarle al mundo que somos capaces, invencibles y fuertes si tuviéramos nuestra vida con el fundamento en el sacrificio perfecto a Dios. Si, Dios realizará y cuán gloriosas son las Obras de Sus Manos en nuestra vida, qué magníficas son, suntuosas y exuberantes! Son tan sublimes y magníficas que lo que Dios realizará será impensable, pero siempre lo mejor, el más perfecto y lo que nos traerá la plena felicidad – todo lo que estamos decididos a conquistar.

¡Camine en dirección  a su realización y no mire el sacrificio, sino al gozo y alegría que le traerá! ¿Cuántos hombres y mujeres del pasado atravesaron el largo y arduo camino del sacrificio y sacaron un excelente provecho de esta fantástica actitud? Aprendieron el valor de la dependencia con Dios, aprendieron que cuando todo estaba perdido llegó la solución; aprendieron a confiar en el “Único Camino” que no los decepcionó! Tal vez pregunte: ¿es fácil ese camino? No, no es fácil, ¡eso si queremos conseguir todo lo que deseamos!

Pero lo que importa es el resultado final – ¡EL SUEÑO REALIZADO!

Extraído del blog del obispo Julio Freitas