“Si se lo decía a mi familia, se desplomaría todo”

“Si se lo decía a mi familia, se desplomaría todo”

Por

David: “Tenía vicios de distinto tipo, además del cigarrillo, la marihuana y la cocaína.
Uno intenta sentirse mejor con distintas cosas, yo lo hice consumiendo esas sustancias. Me di cuenta de que era un ser finito y que dentro de mí había un vacío infinito.

Vivía desorbitado. Sufría de una adicción fuerte a la cocaína y hacía más de seis años que era adicto a la marihuana.
Cuando me faltaba la droga yo me ponía nervioso, agresivo. Si tenía que ir a alguna villa antes de que se me acabara, iba, hacía lo que fuera.
Quería cambiar, pero me daba vergüenza, si se lo decía a mi familia se desplomaría todo.

Hasta que una noche que no lograba dormir, enganché en la televisión el programa del Tratamiento de la Cura de los Vicios. Decidí acercarme, probé y fue un método eficaz, no había encontrado otras formas para poder resolverlo.

Dios me libró de cada vicio que padecí. Primero del cigarrillo, después de la marihuana, también del alcohol y la cocaína.
A medida que participé de las reuniones supe que tenía que ser bautizado en el Espíritu Santo. Puse todas mis fuerzas en eso.
Pasó el tiempo hasta que la promesa de Dios se cumplió. Pero a partir de ese momento, cambié totalmente. Su Espíritu llenó mi vacío, me volví una persona alegre, distinta a la que era antes. Gracias a Dios me liberé de todo y Su presencia está conmigo. Hoy tengo paz, alegría, me domino a mí mismo, es una vida opuesta a la que tenía”.

Participe usted también de la reunión del Tratamiento definitivo para la Cura de los Vicios y compruebe en su vida o en la de un ser querido que existe una salida para este mal. Lo esperamos este domingo a las 15 h en Av. Corrientes 4070, Almagro, o haga clic aquí y vea a donde se lleva a cabo el tratamiento.

Para más información: 11-5810-9300

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al (011) 5252-4070.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games