Si quiere un amor de verdad…

Si quiere un amor de verdad…

Por

terapia00891
Hay personas que creen en cuentos de hadas, en la existencia del príncipe azul, mientras otros afirman que no existen las relaciones para toda la vida. ¿Usted sabe cuál es el verdadero significado de la palabra amor?

Estas creencias son mitos que se imponen en la sociedad a través de películas románticas, de cierta literatura y de malos ejemplos de parejas que exponen su vida en los medios, entre otros. Sin embargo, casi nadie habla de las claves y secretos que hacen que una unión sea duradera.

Por este motivo, a partir del próximo jueves, en la Terapia del Amor se estará hablando de las 21 Verdades sobre el Amor en una serie de encuentros especiales para quien realmente quiere ser feliz en el aspecto sentimental de su vida.

La verdad abre sus ojos, le da claridad a su mente. Si no hay verdad, no hay transparencia ni claridad en sus actitudes. Si entre los dos la pareja esconde cosas, hay algo que no está funcionando bien. No puede haber mentiras o secretos, si se casó tiene que compartir su vida, porque el matrimonio no está formado por una sola persona.

La sociedad se ha esforzado en crear mitos, mentiras y engaños con respecto al amor. Por ejemplo, abundan las películas y telenovelas en las que los cónyuges se traicionan entre sí y después todo vuelve a la normalidad, como si nada hubiera sucedido. En el caso de los solteros, crean la idea de que la primera cita siempre termina en la cama. La traición y la promiscuidad se presentan como cosas perfectamente normales, cuando no lo son. Una traición deja marcas profundas en la pareja, mientras que la promiscuidad es síntoma de baja autoestima.

Es mejor ser verdadero, mostrarse tal cual es y no esconder nada, porque en toda pareja que desee ser feliz debe existir confianza, respeto y complicidad.

Descubra las 21 Verdades sobre el Amor a partir de este jueves a las 16 y a las 20 h y prepárese para disfrutar del Verdadero Amor.

Después de las decepciones, llegó el amor

terapia01891Sebastián y Cecilia se conocieron en la Terapia del Amor después de haber sufrido varias decepciones a lo largo de su vida. “Tuve varias parejas, pero no funcionó ninguna. Venía a la Terapia, escuchaba lo que me enseñaban pero no lo ponía en práctica. Hasta que decidí hacer lo correcto”, cuenta Sebastián.

Por su parte, Cecilia era una mujer muy acomplejada, había sufrido una desilusión amorosa, “esa persona hacía hincapié en mis complejos y eso me provocaba más sufrimiento”, recuerda.

Ella conoció la Terapia del Amor y empezó a participar, hacía propósitos porque quería tener su propia familia. “Quería alguien que me ame y a quien pudiera amar, buscaba un compromiso, algo serio, por eso tenía que ser una persona de Dios, alguien que quisiera lo mismo que yo.

Empecé a observar a Sebastián, sus actitudes, su comportamiento y me di cuenta de que era alguien que encajaba con lo que yo estaba buscando. Nos fuimos conociendo de a poco, estuvimos conversando durante un mes y después nos pusimos de novios. En un año y medio nos casamos. Vivimos en paz y somos felices. La Terapia del Amor nos ayudó muchísimo, tomamos los consejos y los ponemos en práctica en la relación”, concluye Cecilia.