Semilla de árbol bíblico extinguido hace 1500 años fructifica en Israel

Semilla de árbol bíblico extinguido hace 1500 años fructifica en Israel

Por

«Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.» (1 Corintios 2:14)

Muchas veces el hombre no entiende su propio camino; los obstáculos por los que debe pasar son incomprensibles. Delante de las batallas más difíciles, el hombre se siente pequeño, incapaz de descubrir o cumplir la voluntad de Dios.

En la película «Los Diez Mandamientos», por ejemplo, Moisés pasaba por un período sombrío cuando su padre, le dio una semilla de palmera. Con ella le explicó una importante misión: todos son frágiles antes de conocer la misión a la que fueron destinados por Dios. Cuando se entregan en Sus manos, sin embargo, reciben la fuerza necesaria para germinar, crecer y dar frutos, incluso en la vejez.

Desde que fue transmitida en la novela, la escena emocionó e inspiró a muchas personas, como a Laura Martinelli, que nos dijo: «En la escena de la semilla de palmera aprendí que, a veces, pasamos por situaciones que no entendemos. Pero, cuando confiamos en Dios, Él hace lo que quiere hacer, que con seguridad es lo mejor.»

Semillas indestructibles

Hace algunos meses una semilla de palmera fructificó. Eso no sucedía hacia aproximadamente 1500 años, cuando se extinguió la planta.

Diversos factores llevaron a la planta a extinguirse, como las sucesivas guerras y grandes sequías – sepa más ingresando aquí. El imperio Romano, por ejemplo, destruía las plantaciones de palmeras datileras en Judea para eliminar sus frutos, alimento básico de la región.

En 1960, sin embargo, botánicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén encontraron semillas que permanecieron guardadas por más de 30 años y, en el 2005, luego de una serie de procedimientos científicos, se plantaron.

En promedio, una palmera tarda 10 años para fructificar, lo que sucedió hace algunos meses.

En el canal de televisión National Geographic, Elaine Solowey, responsable por la planta en el Instituto de Estudios Ambientales Arava, en Israel, declaró: «El árbol tiene algunos ramos, flores, y su polen es bueno. Cuando miramos a las fuentes antiguas y algunos textos en hebreo, vemos que la palmera era utilizada para diversos tipos de tratamientos de enfermedades.  Para nosotros no se trata solo de una comida.»

Lo que ella quiere decir es que la palmera, muchas veces citada en la Biblia, es una señal de la resistencia que el hombre puede tener delante de las dificultades. Culturalmente, los cristianos la consideran como uno de los símbolos de la fuerza que Dios es capaz de darle a cada uno.