Sea honesto consigo mismo y tendrá la admiración de todos

Sea honesto consigo mismo y tendrá la admiración de todos

Por

En muchos momentos necesitamos decidir entre lo correcto y lo equivocado, y, al contrario de lo que algunas personas piensan, optar por lo correcto no es tan complicado.

Recientemente, la actitud de un policía de Florida (Estados Unidos) llamó mucho la atención. Tim Glover es responsable de analizar cámaras de tránsito y emitirle multas a los que cometan alguna infracción. Analizando algunas cámaras, él se deparó con imágenes que lo mostraban a él mismo cruzando un semáforo en rojo, y luego él tomó una actitud inesperada.

“Miré la imagen y vi que el auto se parecía al mío y deseaba que no lo fuera”, él le contó a un canal de televisión llamado WTSP. “Sin embargo, la placa mostró que realmente se trataba de mi auto, entonces, no pude omitirlo y di un ejemplo de honestidad, emití una multa para mí mismo. Aprendí que si alguien hace algo malo, debe asumir la responsabilidad y aceptar la sanción.»

La actitud correcta

Es necesario entender que el comportamiento de una persona es fruto de la educación adquirida desde niño. Eso le permite separar lo que es correcto de los que es inaceptable moralmente.

El obispo Júlio Freitas advierte en su blog, que una persona que vive en los modelos de la confianza y la honestidad puede superar con más facilidad los contratiempos y reconocer con más agilidad las áreas en las que puede mejorar.

“¿Usted conoce a alguien exitoso y deshonesto? No existe. ¿Sabe por qué? Porque cada persona deshonesta no tiene paz de espíritu, no tiene la conciencia limpia. Es una persona intranquila, una persona desequilibrada. Todos los deshonestos tienen algo en común: son desequilibrados, no tienen paz, son personas inseguras, son personas que siempre tienen que recordar lo que dijeron ayer, porque lo que dijeron ayer no era verdad”, destaca el obispo Júlio.

La honestidad del policía debería ser algo común de todos los seres humanos, pero lamentablemente no es así. Sin embargo, cuando actuamos correctamente somos recompensados por el propio Dios, independientemente de cómo esa recompensa llegue a cada uno de nosotros.

Y usted, ¿necesita un cambio interior? Transforme su vida a través de sus actitudes. Participe de una reunión en una Universal más cercana a su casa. Haga clic aquí y encuentre la dirección.