Se intensifica la persecución a los cristianos

Se intensifica la persecución a los cristianos

Por

La Inteligencia Nacional de Seguridad de Sudán y los agentes del Servicio de seguridad detuvieron a una mujer cristiana en un campo de refugiados en Darfur, acusándola de convertir musulmanes al cristianismo. Así lo declararon fuentes que temen que esté siendo torturada.

Al mismo tiempo, en Cartum, una madre cristiana y su bebé de 2 meses, fueron atacados porque ella y su marido dejaron el islamismo para seguir el cristianismo. En Darfur, región noroeste de Sudán, Hawa Abdalla Muhammad Saleh fue encarcelado el 9 de mayo,en el campo de Abu Shouk, para personas internamente desplazadas ubicado en Al-Fashir, capital del estado de Darfur del Norte, dijeron las fuentes.

Abdalla aun no fue oficialmente acusada, pero las autoridades la acusan de poseer y distribuir Biblias para los otros reclusos del campo, incluyendo a niños. Las fuentes dijeron que también podría ser juzgada por apostasía, lo que lleva a la pena de muerte en Sudán.

Abdalla fue transferida a un lugar desconocido en Cartum, según las fuentes, añadiendo que temen que pueda ser torturada, ya que en el 2009 atravesó por un momento similar, siendo detenida y torturada durante seis días. Según las fuentes, Agentes de inteligencia, han seguido sus pasos.

No hay ninguna garantía de seguridad“, dijo otra fuente en Darfur.

El informe del departamento de los Estados Unidos sobre la Libertad Religiosa Internacional 2010 observa que, aunque es provisorio, la Constitución de Sudán garantiza la libertad de religión en todo el país, pero establece “a sharia” (ley islámica) como fuente de legislación en el norte.

Estos encarcelamientos se producen mientras los cristianos del norte son más vulnerables a la prisión de la sociedad oficial, y el hecho es que el sur de Sudán se va a separar del norte predominantemente musulmano el 9 de julio, por ello se ha acentuado la persecución. Las tensiones han aumentado, el sur tenía la intensión de organizar un ataque militar en el norte el último fin de semana, más específicamente en Abyei Town, ciudad localizada en una región rica en petróleo y disputada por ambos lados.