“Se fue mi bebé, estoy rota”

“Se fue mi bebé, estoy rota”

Por

Las guardias desbordan con seis horas de espera o más. Cualquier síntoma asusta y la psicosis ya se ha desatado. Los cuidados se vuelven extremos y todo lo que esté fuera de lo normal se considera una amenaza.

Al cierre de esta edición la bacteria suma ya 10 víctimas fatales. Entre ellas, está un bebé de 20 meses de Viedma que murió en un sanatorio privado de General Roca, un hombre de 38 años de Pergamino, (fue el primer adulto que falleció por la enfermedad). El último presentó neumonía con derrame pleural, que evolucionó en 48 horas a sepsis y falleció. El bebé “ya tenía una patología previa y se sobreinfectó”, informó María de las Mercedes Iberó, secretaria de relaciones Institucionales del Ministerio de Salud de Río Negro. La madre de la nena que murió en Misiones declaró “Estoy rota, yo pensaba que se recuperaba”.

El director de Epidemiología bonaerense, Iván Insúa, explicó que la bacteria alcanza también a los adultos, “cualquiera puede estar afectado porque coloniza, vive de la bacteria habitual en la piel o en las mucosas de los humanos, y cuando hay una baja de las defensas puede encontrar la oportunidad”, insistió en la necesidad de la consulta ante los síntomas. El hecho de que se produzcan tantos casos en un breve periodo de tiempo y con tanta mortalidad no es frecuente, admiten referentes en microbiología.

El Estreptococo a través de los años
“Esto que estamos viendo, con tanta mortalidad, no pasa todos los años”, reconoce a Clarín el microbiólogo Horacio Lopardo, titular de la cátedra de Microbiología Clínica de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y Consultor Honorario del Servicio de Microbiología del Hospital Garrahan. “Entre los años 89 y 90 tuvimos grupos de casos parecidos, no iguales, en el Garrahan, de enfermedad invasivas. Los estudiamos pero fueron con poca mortalidad, no tan elevada como ahora”, agrega.

Lopardo lleva unos 30 años estudiando las infecciones invasivas por Estreptococo: “Se han venido reportando brotes de infecciones invasivas por Estreptococos del grupo A en diferentes partes del mundo de manera creciente desde la década del 80. En la Argentina se verificó un aumento de infecciones invasivas en niños en un solo hospital (el Garrahan) en 1989”. En aquella oportunidad fueron 20 casos con una mortalidad de 14%.

• Otro estudio hecho entre el 1998 y 1999 abarcó a 40 centros de 16 ciudades argentinas:

-Se registró una mortalidad de 27,3% en adultos y 12,1% en niños.

• El estudio más reciente, realizado entre 2011 y 2012 en 28 centros de 16 ciudades:

-Abarcó a 88 pacientes, de los cuales 46 eran niños y 42 adultos. En ese trabajo la mortalidad fue de 11,1% entre los adultos (4 casos) y 1,8% en niños (un caso).

“Ahora se está dando una coincidencia de casos de Estreptococo con influenza A, que eso no se daba anteriormente porque los picos de influenza se dan al principio del invierno y este año es más tardío. Yo creo que esa es la clave”, señala Lopardo. La susceptibilidad del huésped es un factor importante”, agrega.

Con respecto a la cepa que puede estar circulando: “Hay 200 tipos de cepas de Estreptococos y de ellos hay algunos caracterizadas como invasivas, que son habitualmente portadores de exotoxinas que complican el cuadro con shock”, explica.

Comunicado inquietante

La Secretaría de Salud de la Nación emitió un comunicado en el que recomendó “fortalecer la vigilancia y el tratamiento precoz de las infecciones invasivas bacterianas”. Además, aclaró que este tipo de eventos pueden darse con mayor frecuencia en esta época del año y sugiere concurrir al centro de salud más cercano ante la aparición de:

– cuadros respiratorios
– temperatura elevada
– dolor de garganta
– ganglios inflamados
– infecciones en la piel

Familias asustadas

La Sociedad Argentina de Pediatría publicó un documento sobre la bacteria Streptococcus pyogenes:

• Aclaró que causa un amplio espectro de enfermedades:

-Desde cuadros leves como faringitis, impétigo y escarlatina.

-Hasta infecciones invasivas que, en algunos casos, pueden provocar mortalidad.

-Afecta mayormente a menores en todo el rango de edad pediátrica.

-También la pueden padecer adultos.

• Determinados factores de riesgo en niños, padecer o haber tenido:

-Varicela recientemente.

-Infecciones de piel y partes blandas.

-Infección de herida quirúrgica.

-Infecciones virales previas.

-Alguna condición subyacente relacionada con la inmunidad del paciente.

-La puerta de entrada de las infecciones invasivas suele ser especialmente la piel y secundariamente las mucosas.

-Es importante destacar, aclara la SAP, que las infecciones invasivas raramente suceden a la faringitis.

-La forma grave es baja de contraer.

Recomendaciones para médicos

-Se les pide revisar al paciente sin ropa.

-Establecer que la fiebre no sea por otra causa.

-Si el cuadro incluye faringoamigdalitis sobre todo en mayores de 3 años, o menores de 3 que vayan a Jardín Maternal.

-Tomar una muestra y realizar un cultivo rápido.

-Explicar a los padres que esta es una patología muy frecuente en pediatría, principalmente entre 4 y 10 años, mayor en esta época del año y que con tratamiento adecuado con penicilina durante 10 días vía oral, las posibilidades de complicaciones son muy infrecuentes.

-Señalar que los tratamientos que se cortan antes de tiempo tienen mayor probabilidad de recaídas.

-Que si un hermano u otro familiar comienza con fiebre hay que consultar de nuevo a un profesional.

-Si el paciente persiste con fiebre elevada o mal estado general, rechazo del alimento, decaimiento evidente o cambios en la coloración de la piel, debe concurrir nuevamente y de inmediato a la guardia.

Este brote de la bacteria ha destrozado a las familias que vieron a sus seres queridos morir de forma sorpresiva. Si usted tiene un familiar enfermo y quiere la protección de Dios participe este domingo a las 9:30 h en el Templo de la Fe, Av. Corrientes 4070 – Almagro o en la Universal más cercana. Haga clic aquí y vea las direcciones.