“Saber Decir No” moviliza a Moscú

“Saber Decir No” moviliza a Moscú

Por

El 17 de octubre último, se realizó el evento “Saber Decir No 2015” (SDN), organizado por el grupo Fuerza Joven Universal (FJU), en Moscú, capital de Rusia, y reunió a más de mil jóvenes. El SDN, que comenzó en Brasil, ya ha pasado por varios países con el objetivo de mostrarle a los jóvenes la importancia de saber huir de lo que los perjudica.

El “Saber Decir No” se realizó en el salón del Hotel Cosmos, importante centro de eventos moscovitas, y fue dirigido por el líder de la FJU en Rusia, el pastor Rafael Machado, y por el responsable de la Universal en el país, el pastor Eder Figueiredo.

“La mayoría de los jóvenes que asistieron son universitarios y estaban presente en un evento de la Universal por primera vez”, relata el pastor Eder. “Con certeza, veremos muchos frutos de este evento”.

Además de los mensajes de reflexión y optimismo, el SDN contó con presentaciones artísticas y la final de la competencia musical “Show Time”.

1.690x460Un joven solo identificado como Alan compartió con los presentes el beneficio de participar de la Fuerza Joven. Él contó que, como consecuencia de los problemas, a los 9 años de edad comenzó a fumar, a los 11 empezó a ingerir bebidas alcohólicas y después a consumir drogas más pesadas.

“El peor momento de mi vida fue cuando consumí tanta droga que llegué a perder el conocimiento. Casi morí ese día”, relata el muchacho. “En otra ocasión, con un amigo, ambos alcoholizados, en una motocicleta a alta velocidad, terminamos chocando, pero, por un milagro, no morimos”.

Alan también era adicto a los juegos, que le hacían olvidar incluso de dormir y de alimentarse, y solo cambió de vida cuando conoció la Universal. “Al llegar a la Fuerza Joven, aprendí a decirle no a las drogas. Hoy no tengo más vicios ni tampoco tengo interés de regresar a la vida equivocada”, afirma.

El pastor Rafael explica la situación de la sociedad en la que vive actualmente: “En Rusia, vemos que el nivel de jóvenes que consumen drogas y alcohol aumenta cada día. Muchos de ellos dejan los estudios e incluso llegan a la muerte debido a esto. Este trabajo tiene como objetivo concientizarlos, para que no se involucren más con lo que puede destruir sus vidas”, concluye.