Retención de líquidos: abajo la incomodidad

Retención de líquidos: abajo la incomodidad

Por

506574535_n4
La retención de líquidos en el cuerpo es un problema que puede ser enfrentado por todos. Sin embargo, en muchas mujeres ocurre con mayor intensidad y tiende a empeorar en el periodo menstrual. Eso sucede por causa de las alteraciones hormonales que el organismo femenino atraviesa en esa época. Ellas sienten efectos principalmente en los senos, abdomen y piernas.

Los efectos físicos lamentablemente son acompañados por los psicólogos, pues hay una sensación de extrañeza de la mujer con el propio cuerpo, principalmente en los dos días anteriores al ciclo menstrual, cuando los cambios son más visibles y sentidos.

Claro, la intensidad varía mucho de un cuerpo al otro. El drenaje linfático es muy eficiente cuando es hecho correctamente, pues, la técnica empleada durante el masaje facilita la eliminación del exceso de líquido entre las células del cuerpo de forma rápida, según explica la dermatóloga Adriana Benito, que también es médica especialista de una red de clínicas estéticas en San Pablo.

La buena noticia es que también existen otras formas de minimizar los efectos incómodos de la retención de líquidos, como enseña la especialista.

Adriana da consejos muy simples, que pueden realizarse diariamente en la casa y en el trabajo sin afectar la rutina – y que pueden ser practicados el resto del mes, pues hacen bien a la salud en general. Vamos a ellas:

Agua – No es porque usted tiene temor a la retención de líquidos que dejará de hidratarse correctamente. Se equivoca mucho el que piensa que debe beber menos agua en ese periodo del mes. Su consumo es fundamental para diluir los minerales y eliminarlos por la orina correctamente. La mujer debe beber en promedio ocho vasos de agua a lo largo del día. Pero atención: evite el consumo de líquidos durante las comidas, pues en ese caso, el jugo gástrico está más diluido, lo que perjudica la digestión y la absorción de nutrientes.

Comidas – Evite embutidos, procesados, condimentos industrializados y gaseosas. Esos alimentos tienen muchos conservantes y sodio, que favorecen a la retención de líquidos. El consumo de aquellos que tiene efecto diurético, como la sandia, el limón y el té verde, es indicado, pues ayudan al organismo a eliminar el exceso de agua.

Muévase – Ser sedentaria y después quejarse de que está «hinchada injustamente «es fácil. Pero no se deje vencer por la pereza. Practique ejercicios por lo menos 20 o 30 minutos por día. Usted tiene varias opciones, como caminar, correr, nadar, andar en bicicleta, estiramientos, ejercicios de fortalecimientos musculares, musculación, etc. A medida que usted transpira, su cuerpo pierde más agua. Y esas actividades físicas estimulan el flujo en las venas y vasos linfáticos combaten la hinchazón.