Relájate con estos consejos

Relájate con estos consejos

Por

Hay muchas formas de relajarte y todas ellas son fáciles de poner en práctica. Primero, piensa que relajarte es algo que se aprende y que necesita práctica. Empieza por relajarte cinco o diez minutos cada día; parece poco tiempo pero te darás cuenta de que a veces ni siquiera le dedicas un segundo diario a hacerlo.

Una buena forma de empezar

Respira hondo, sonríe al nuevo día y mira por la ventana. Puedes simplemente mirarte con simpatía al espejo, recrear la vista en tu última compra o en ese objeto que tanto te gusta, puedes mirar a tu mascota, a tu pareja o a tus hijos.

– Organiza tu agenda diaria. Delega funciones y haz que tu tiempo alcance para todo. Bien organizada, verás que el día tiene suficientes horas para cumplir con tus obligaciones y para hacer algo agradable. Ponte metas accesibles, aquellas que se consiguen sin agobios.

– Pon los pies en alto y cierra los ojos durante un rato. La tercera regla de oro para relajarse es hacer una pausa y realizar un listado mental de cuáles son las pequeñas cosas que más disfrutas en la vida, como el sabor de una mandarina, la sensación de una cobija caliente, los abrazos de tu hijo.

– Mantén un estilo de vida saludable. Limita tu consumo de estimulantes como café, té o alcohol, y mantén una alimentación sana. Practica algún deporte o si lo prefieres da largos paseos por lugares agradables.

– Intenta desconectarte. Recurre a tu imaginación cuando te sientas estresada. Piensa en un color, en un paisaje, en el rostro de las personas a las que quieres, recuerda una situación agradable, imagina tus próximas vacaciones… Seguramente te gusta la música, visualiza los sonidos. Si eres amante de la pintura, recuerda un cuadro o unas pinceladas. Memoriza un poema con el que te identifiques y repítelo cuando quieras alejar el estrés.

– No lleves a la cama preocupaciones. Si lo último que haces antes de dormirte es pensar en los problemas del día, seguramente dormirás mal y al día siguiente te levantarás peor. Lee, ve un poco de televisión, da un paseo, date un baño caliente, toma un té o un vaso de leche tibia.

– Duerme ocho horas diarias. Dormir suficientes horas es otra de las normas indispensables para estar relajada y en buena forma.

– Date un buen masaje. Los más aconsejables son los masajes de manos expertas. Sin embargo, automasajearse ayuda mucho a relajarse y lo puedes hacer a cualquier hora del día y casi en cualquier lugar.

– Comparte tu tiempo. Convive con tu familia, amigos, vecinos y compañeros; la conversación y el contacto te ayudan a calmar los nervios y a desechar las preocupaciones.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games