Reduzca el riesgo de robos y asaltos

Reduzca el riesgo de robos y asaltos

Por

Los robos y los asaltos son crímenes que todavía forman parte de la vida cotidiana de la población, principalmente en las grandes ciudades. Usted seguramente ya ha sido víctima, testigo o tiene un conocido que ya pasó por este tipo de situación, ¿no es cierto?

La distracción es uno de los principales factores que influyen en este tipo de delito, como explica José Mahmud Catib, coordinador ejecutivo del grupo GP, que actúa en el segmento de seguridad personal y patrimonial. “Hoy en día, el celular es responsable por la mayor distracción de las personas. Cuando están con el celular, muchas se desconectan del mundo y no notan lo que está sucediendo a su alrededor. Ellas terminan sufriendo robos o son abordadas por asaltantes”, dice.

Catib afirma que es posible disminuir bastante el riesgo de robos y asaltos al adoptar algunas actitudes especiales en lugares públicos y en el tránsito. “Si usted está distraído y solo, es un blanco fácil para el criminal. Estar atento puede evitar muchas situaciones no deseadas”, completa él.

Observe a continuación algunos consejos del especialista para aumentar su seguridad. Pero recuerde: nunca reaccione durante un robo.

Cuidado con el celular

El uso del celular hace que las personas estén más distraídas y vulnerables a robos y asaltos. Cuando esté en lugares públicos, apague y guarde el aparato. No camine usando el teléfono. En el colectivo y en el auto, cierre la ventana cuando use el celular en alta voz para evitar que se lo roben.

Vidrios y puertas trabadas

Al conducir, asegúrese de que las puertas del vehículo estén trabadas y los vidrios, cerrados. Los ladrones eligen los blancos más fáciles para substraer pertenencias o robar el vehículo.

Carteras guardadas

En el auto, guarde carteras y mochilas debajo de los asientos, en la guatera o en el baúl. Intente dejar esos artículos escondidos para no llamar la atención de los ladrones.

Pertenencias a la vista

En el transporte público, en la calle y hasta en restaurantes, mantenga la cartera o mochila cerca suyo y a la vista. Las mochilas en la espalda o colgadas facilitan los robos.

Saque dinero durante el día

Evite usar cajeros electrónicos durante la noche, principalmente en la calle y lugares de poco movimiento. Si no es posible, vaya acompañado de por lo menos una persona.

Desacelere el auto

Cuando esté conduciendo en una calle vacía y perciba que el semáforo va a cortar, reduzca la velocidad del auto y manténgalo en movimiento hasta que el semáforo esté en verde nuevamente. Cuando pare el auto en el tránsito, elija el carril del medio. Estar cerca de la vereda puede facilitar un abordaje.

Evite la ostentación

En las calles o mientras conduce, evite usar artículos de valor que llamen la atención, como relojes, anillos, aros, collares, celulares y cámaras fotográficas.

Mantenga la atención

Durante una caminata o mientras conduce, mantenga la atención en todo lo que sucede a su alrededor y observe las acciones de las personas. Si nota alguna actitud sospechosa, intente cambiar la situación. Para eso, cruce la calle, entre en un comercio o pida información.

No se exponga en las redes sociales

Evite mostrar bienes de valor en las redes sociales o exhibir fotos e información de los lugares que usted frecuenta. No dé detalles sobre su dirección, su rutina o su lugar de trabajo. Las personas malintencionadas pueden usar los datos brindados en estas redes para cometer crímenes.

Cartera sobria

Disminuya la cantidad de documentos y tarjetas de banco en su cartera. Otro consejo es no llevar mucho dinero en efectivo.

Tenga al menos una compañía

Cuando regrese del colegio o del trabajo, intente reunir compañeros que vayan al mismo lugar que usted para que hagan ese trayecto en grupo. Las personas solas están más vulnerables a asaltos.

No reaccione durante el asalto

Si usted es víctima de un asalto, entregue al criminal lo que le está pidiendo e intente mantener la calma. Evite dificultar la acción y mantenga sus manos a la vista. No arriesgue su vida por un bien material.