Redentor

Redentor

Por

“De todo mal camino he refrenado mis pies, para guardar tu palabra.” (Salmo 119.01)

Las ofertas del mundo son muchas. Yo las evito , sacrifico mis deseos, incluso si son atractivas para mis ojos. Hago esto para no estar lejos de mi Redentor y no dejar de escuchar su voz guiándome en el camino.

Más mensajes en fonteajorrar.com/es