Recuperando los valores de la vida

Recuperando los valores de la vida

Por

En Japón, las personas viven muchos años, pero para la sorpresa de todos, esos ancianos son el blanco de su propia cultura, lo cual ha llevado a muchos de ellos al sufrimiento. Lo que podría ser una buena noticia – la longevidad – se convirtió en un problema para una nación que superó la  impresionante marca de 54 mil personas con, por lo menos, 100 años.

El aumento de esa porción de población está causando una crisis en el sistema previsional japonés. Este año, el Ministro de Economía del nuevo gobierno japonés, hizo una declaración polémica sobre la situación, alegando que los ancianos enfermos deben “morir rápidamente”, para evitar una crisis financiera. “Dios quiera que (los ancianos) no sean forzados a vivir hasta cuando quieran morir”, dijo Taro Aso, durante una reunión en Tokio.

El grupo Caleb ha realizado trabajos con el objetivo de alcanzar a los ancianos que necesitan tanto de atención, que perdieron la autoestima y que solo quieren recuperar el sentido de la vida. Por lo cual, los voluntarios se pusieron en acción, y realizaron un evento sobre comidas internacionales en varias ciudades de Japón, lo que permitió que mucha gente demostrara sus dotes culinarias.

En Hamamatsu, por ejemplo, la coordinadora del grupo, Alice Kanashiro, explicó que las actividades también sirven para que los integrantes compartan sus experiencias, y que trabajar en grupo es bíblico. “Podemos ver en las Sagradas Escrituras que en la primera multiplicación de los panes y peces, el Señor Jesús pidió que formaran grupos y se sentaran todos juntos (Marcos 6:39-40)”, destacó.

Los eventos y actividades organizados por el grupo Caleb, en Japón, reinsertan a la persona a la vida social, recuperando así su autoestima.

En el encuentro, el pastor japonés Hideaki Terauchi, hizo una oración especial por todos los participantes. Inmediatamente después, los presentes pudieron saborear platos típicos de varios países. Desde la simple “mandioquinha brasileira” (un tubérculo comestible parecido a la papá pero más consistente) al picante “curry indiano”, desde la pizza italiana al sushi japonés, entre otros.

 

[fotos foto=”Cedidas”]