Reconstruyendo su vida por la fe

Reconstruyendo su vida por la fe

Por

Ronquera, afonía, tos constante, dificultad para tragar y hasta incluso dolor de oído pueden ser síntomas de cáncer de laringe, o de las cuerdas vocales. La enfermedad, que tiene como principales factores de riesgo el consumo de alcohol y tabaco, también puede ser desencadenada por la mala utilización de la voz.

En Argentina, según datos de la Dirección de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, 740 hombres y 107 mujeres fallecieron por cáncer de laringe en el 2009.

Hace más de dos décadas, distintas investigaciones epidemiológicas mostraban que los hombres que fuman tenían 14 veces más riesgo de desarrollar cáncer de laringe que los no fumadores, mientras que para los ex fumadores el porcentaje se reducía a 6 veces. Los mismos valores se manejaban en el sexo femenino, siendo 13 veces más propensa la mujer fumadora y 5 veces la ex fumadora.

Diversos estudios internacionales hablan de una disminución del 60% del riesgo de padecer cáncer de laringe luego de entre 10 y 15 años de abandonar el tabaco, por lo que siempre se recomienda dejar esta adicción cuanto antes, para que la detección de la enfermedad y el tratamiento se produzcan en etapas tempranas y tengan un porcentaje mayor de recuperación.

Sin embargo, muchos de los problemas que las personas enfrentan, principalmente las enfermedades, pueden tener origen espiritual. Las enfermedades que los médicos no descubren la causa y las perturbaciones como la depresión, la pérdida del sueño y las alteraciones de humor también son algunos ejemplos.

La empresaria chilena Cecilia Núñez pasó por todos esos tormentos hasta ser diagnosticada con cáncer en las cuerdas vocales. Desesperada, se involucró con la brujería e intentó incluso suicidarse en una estación de subte.

“Yo era bipolar y depresiva. Escuchaba voces, veía sombras, tenía insomnio, pesadillas y dolores de cabeza. Tomé remedios durante 15 años, siempre buscando ayuda en neurólogos, psicólogos y psiquiatras. Hasta que me diagnosticaron cáncer en las cuerdas vocales e intenté suicidarme. Fue entonces cuando una persona me llevó a la Universal. Participando de las reuniones fui curada del cáncer, me liberé de la depresión y dejé de depender de los remedios. Hoy, soy una persona completamente feliz, pues pude reconstruir mi vida y montar mi propia empresa”, cuenta.

Así como Cecilia, usted también puede reconstruir su vida. En todas las Universal, los viernes, son realizadas reuniones de limpieza espiritual, para ayudar a aquellos que quieren alcanzar la liberación de estos males. Venga a ejercitar su fe y a alcanzar la cura de las enfermedades.

Participe hoy en la Universal principal ubicada en Av. Corrientes 4070 – Almagro. O encuentre una Universal más cercana a su casa, haciendo clic aquí.