¿Quién es su ídolo?

¿Quién es su ídolo?

Por

La salida de uno de los integrantes de una famosa boy band inglesa causó conmoción en las redes sociales. Fans inconformes postearon fotos con cortes en las muñecas y brazos, una especie de protesta. El hashtag #cut4Zayn – Que en la traducción del inglés significa “corte por Zayn” – Usado en las fotos, es uno de los temas más comentados en Twitter.

El tema se volvió el blanco de bromas y de los famosos memes (tan comunes en temas polémicos), pero no tiene nada de gracioso. Alegando su amor por la banda, fue que algunas fans no solo se hicieron cortes en el cuerpo como también motivaron a otras a hacer lo mismo.

Pero, a fin de cuentas, ¿qué tipo de amor es ese?

Cuando Dios sacó a su pueblo de la esclavitud de Egipto y le dio los Mandamientos para la nueva vida que tendría, el primero de ellos se trataba justamente del cuidado que deberían tener para que no tuviesen otros dioses delante de Él:

“No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.” Éxodo 20:4

Sin embargo, no es solo cuando le hacemos culto a las imágenes hechas que idolatramos. Cuando se ama a alguien, o a algo más de lo que se ama a sí mismo también. Por eso, al ser cuestionado, el Señor Jesús dejó bien en claro cuáles eran los dos Mandamientos básicos de la vida:

“Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande Mandamiento.”

Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.”  Mateo 22:37-40

No es en vano que la idolatría es uno de los primeros frutos de la carne mencionados en Gálatas (Gálatas 5:20). Así como el primer mandamiento es amar a Dios por encima de todas las cosas, colocar algo o a alguien por encima de Dios es el primer indicio del distanciamiento de la persona en relación a Él.

Muchas personas se quejan de que han llevado una vida entera delante de Dios y no entienden cuál es la razón de tantos fracasos. ¿No será que algo está ocupando el lugar de Dios en sus vidas?

Cuando Dios ocupa el centro, la primera posición en nuestra existencia, es simple obedecerlo, hacer lo que Le agrada, entregarle la vida. Lo contrario también es verdadero.

Dios no acepta ocupar el segundo lugar. Si Él no es el primero, cualquier otra posición no Le interesa.

¿Cuál ha sido el lugar de Dios en su vida? Deje su comentario en las redes sociales.