¿Quedarse mirando o hacer algo?

¿Quedarse mirando o hacer algo?

Por

Un sofá, un control remoto, un jugo en la mano y una notebook en el regazo. Pero ningún dinero en el bolsillo. Generalmente es así la vida de un conformado que no sale en búsqueda de un empleo o  de una nueva colocación profesional.

Claro que en los días actuales no es necesario imprimir curriculums, ponerlos debajo del brazo y salir por las calles golpeando de puerta en puerta por las empresas. Pero también es necesario mostrarse, ir más allá de una página de internet. Su simpatía personal aún vale, y mucho.

Pero, ¿qué es ir más allá, en pleno siglo XXI? Es exponerse, hacer el llamado networking, o sea, tener contacto con las personas, ir a eventos del área deseada.

Ir más allá también es dar un paso adelante y no solamente estancarse, conformarse con su situación. Si usted quiere un determinado cargo, ¿por qué no descubrir quién es el director de ese sector? ¿Por qué no hablar con él personalmente, presentarse? Solamente una actitud de estar allí puede decir mucho para él. El “no” ya lo tiene, ahora es el momento de buscar el “sí”. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.” Mateo 7:8

“¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se Lo pidan?” Lucas 11:11-13

Salga de la zona de confort. Esfuércese, luche, ore, tenga fe. No sea solamente un espectador. Haga que el “no” se transforme en “sí”.

“Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el Reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.” Mateo 11:12