¿Qué significa hacerle un voto a Dios?

¿Qué significa hacerle un voto a Dios?

Por

En la actualidad, muchas personas menosprecian el valor que tiene la palabra. Por ese motivo, mienten fácilmente y no cumplen sus promesas.

Hace unas décadas, todo era diferente, porque era muy común sellar tratos comerciales o negocios importantes con un simple acuerdo de palabra. Las promesas hechas en el altar se honraban y la separación era algo impensado. Sin embargo, con el paso del tiempo, esos valores se fueron perdiendo y hoy están casi en peligro de extinción.

Por otro lado, las personas que cumplen su palabra conquistan la confianza de los demás y llaman la atención de Dios. Lea con mucha atención lo que dice el Señor: “Cuando alguno hiciere voto al Señor, o hiciere juramento ligando su alma con obligación, no quebrantará su palabra; hará conforme a todo lo que salió de su boca”, Números 30:2.

De acuerdo con la RAE (Real Academia Española) un voto es una “promesa que se hace a la divinidad […] ya sea por devoción o para obtener determinada gracia”.

Es decir, un voto es una promesa que la persona Le hace a Dios a través de la palabra. Por lo tanto, es algo muy sagrado, es lo que conecta al ser humano con el Creador.

Donde todo comenzó

Jacob huyó de la casa de sus padres sin bienes ni riquezas y necesitaba con urgencia la ayuda de Dios. Por eso, las únicas cosas que llevaba se las dio a Él: un poco de aceite, que derramó en la piedra como señal de su dependencia del Señor, y su palabra de serle fiel.

Jacob nombró a ese lugar santo “Betel” y desde ese momento prosperó en todas las áreas de su vida, y su descendencia dio origen a Israel.

El voto de Jacob

Durante este mes de junio, la Universal llevará a cabo uno de los propósitos más grandes de fe: el Voto de Jacob en Betel. Participe y pruébese a usted mismo, ¡porque Dios cumplirá Su promesa!